Octavos | Ida

El antídoto contra Neymar que ya ajustició al PSG

Nacho celebra el gol que le marcó al PSG en la campaña 2015-2016. /Curto de la Torre (Afp)
Nacho celebra el gol que le marcó al PSG en la campaña 2015-2016. / Curto de la Torre (Afp)

Nacho oficiará de secante del paulista en el crucial choque ante un conjunto que claudicó en la campaña 2015-2016 por un gol del zaguero

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

La sanción de dos partidos impuesta a Dani Carvajal por forzar una amarilla en el penúltimo encuentro de la fase de grupos de la Liga de Campeones ha colocado a Nacho ante una de sus mayores pruebas de fuego. El miércoles, ante el París Saint-Germain, equipo al que le marcó en la campaña 2015-2016 un recordado gol con un centro-chut que selló el pase del Real Madrid a octavos, el polivalente defensa tendrá que oficiar de secante de Neymar. Un duelo que se perfila clave para que los blancos mantengan vivas las opciones de salvar su aciaga temporada.

Será la primera vez que el sobrio zaguero mida sus fuerzas contra el virguero atacante. Pese a las cuatro campañas en que el paulista militó en el Barça, nunca han coincidido sobre el césped. Aunque ha vestido la elástica del Real Madrid en 147 encuentros, Nacho sólo se ha enfrentado dos veces al cuadro azulgrana y en ninguno de esos partidos participó Neymar.

Su falta de experiencia a la hora de afrontar las diabólicas embestidas del astro del PSG no supone sin embargo ningún problema para Zinedine Zidane, que tiene confianza ciega en Nacho. No en vano, el internacional español se ha convertido en uno de los grandes baluartes de la defensa del vigente campeón continental. Las numerosas bajas que ha acumulado en lo que va de curso la escuadra de Chamartín y su tremenda fiabilidad en todas las demarcaciones de la retaguardia le han convertido en el cuarto futbolista más utilizado por el técnico, por detrás de Casemiro, Kroos y Marcelo.

La sobriedad por bandera

El ‘6’, el único miembro de la plantilla del Real Madrid que sabe lo que es marcarle al PSG con la elástica merengue, siempre cumple con nota y apenas resta en su balance la indecisión tras un pase de Achraf en la vuelta copera de cuartos que permitió el gol de Eraso. Y aunque el del miércoles será su primer cara a cara con Neymar, lo afrontará avalado por la solvencia con que se ha conducido cada vez que le ha tocado defender por el costado derecho. Allí ha jugado 21 partidos desde que llegó al primer equipo y sólo en dos de ellos sucumbió el Real Madrid: ante el Schalke en la vuelta de octavos de la Champions en 2015, donde sólo participó en los ocho últimos minutos; y el último clásico, cuando Zidane demandó su concurso tras la expulsión de Carvajal y ya con 0-2 en el marcador.

Más información

Achraf era la otra alternativa que tenía el preparador galo para cubrir la vacante de Carvajal, pero el pobre rendimiento del internacional marroquí, muy tierno para una cita de máxima exigencia, le descartó hace semanas.

Nacho contabiliza 29 encuentros esta temporada y 2.350 minutos. A su solidez atrás ha ido añadiendo cada vez más amenaza en ataque. Ha firmado cuatro tantos esta campaña -incluyendo un doblete en la goleada al Deportivo de La Coruña (7-1)-, uno menos de los que sumó en el conjunto de sus anteriores cursos con el primer equipo.

Por si esas credenciales no bastasen, es el defensa que ha intervenido en más triunfos del Real Madrid esta temporada (18) y el cuarto en porcentaje de victorias (62,1%), por detrás de Vallejo (85,7%, aunque con sólo seis el maño), Theo (66,7%) y Varane (65,3%). Un promedio ligeramente superior al de Carvajal (61,5%) y notablemente más elevado que el de Achraf (46,2%). Mayor también que el de Marcelo (57,1%), que tendrá que lidiar con Mbappé por la izquierda mientras el ‘6’ se la ve con Neymar por la derecha en dos batallas determinantes de una guerra sin cuartel en el coliseo de La Castellana.

Contenido Patrocinado

Fotos