Ligue 1

A falta de Mbappé, bueno es Falcao

Falcao celebra un gol
Falcao celebra un gol / Afp

El delantero colombiano arrasó al Dijon con un hat trick, mientras que el francés fue suplente por unas molestias

DANIEL PANEROParís

Todos los focos estaban en el ausente. Kylian Mbappé partía en el banquillo, no por su posible salida con destino al París Saint Germain, sino por las molestias que arrastra tras la primera jornada de la Ligue1. Con la atención puesta en otro foco, emergió Radamel Falcao. El 'Tigre' devoró al Dijon con tres zarpazos letales que sellaron la goleada por 1-4 y que dejan al Mónaco en lo más alto de la Ligue 1 después de lograr seis puntos en las dos primeras jornadas.

A primera hora de la tarde se desataron dos huracanes. Uno hablaba de la ausencia de Mbappé en la alineación de Leonardo Jardim, un motivo más quizá para ver cerca su adiós a la entidad monegasca, el otro, mucho más real, fue el de un Falcao dispuesto a mantener a los del principado en la lucha por la Ligue 1 por más jugadores que se vayan.

El show del que fuera delantero del Atlético comenzó muy pronto y con uno de sus sellos más reconocibles. Balón suelto dentro del área en el minuto 3 y gol de '9' puro, de oportunista. Jemerson, que pasaba por allí, hizo el segundo en un saque de esquina y dejó más claro aún el camino para los de Leonardo Jardim.

Antes del descanso llegó la obra maestra de Falcao, otro tanto que le caracteriza. Como ante el Athletic en la final de la Europa League o frente al Chelsea en la Supercopa, pero con la derecha. Encaró a su par y cuando parecía que iba a probar el regate se sacó de encima un globo imposible al palo largo, un tanto soberbio que aniquilaba de forma definitiva el choque.

En ese momento ya no había dudas. El Mónaco no iba a echar de menos a Kylian Mbappé en Dijon. Ni siquiera el tanto de Said al filo del descanso iba a perturbar a un equipo que amplió su ventaja tras la reanudación con un nuevo tanto de Falcao en un saque de esquina. Desde ese momento ambos contendientes se dieron una tregua. El Mónaco no necesitaba más y su rival sabía que la herida abierta podía ser incluso mayor frente a un 'tigre' en estado de gracia. Suma 24 goles en sus últimos 29 partidos de Ligue 1.

Fotos