Impuestos

Mourinho, también denunciado por defraudar a Hacienda

José Mourinho, entrenador del Manchester United./Efe
José Mourinho, entrenador del Manchester United. / Efe

El técnico portugués, otro representado por Jorge Mendes, es acusado por la Fiscalía de evadir 3,3 millones a través de una estructura opaca «para obtener un beneficio ilícito»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

José Mourinho también defraudó a Hacienda durante su etapa de entrenador del Real Madrid, en su caso 3,3 millones de euros, según denunció este martes la Fiscalía Provincial de Madrid, que hace una semana fue la encargada de acusar ante la justicia a Cristiano Ronaldo de evadir 14,7 millones. Representado tanto el técnico portugués como Cristiano Ronaldo por Jorge Mendes, que también es agente de otros cuatro futbolistas denunciados judicialmente por presunto fraude fiscal (Radamel Falcao, Ángel Di María, Fabio Coentrao y Ricardo Carvalho), José Mourinho habría cometido dos delitos contra la Hacienda Pública en 2011 y 2012 por no haber declarado los ingresos procedentes de la cesión de sus derechos de imagen durante esos años.

Mourinho, actual entrenador del Manchester United, ha sido denunciado ante el Juzgado de Instrucción de Pozuelo de Alarcón, el mismo tribunal ante el que deberá declarar como investigado dentro de un mes Cristiano Ronaldo. Mourinho dirigió al Real Madrid entre 2010 y 2013, pero seis años antes de su llegada al club blanco, «con el objeto de ocultar sus derechos de imagen», creó una empresa llamada Kooper Services S.A., con sede en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas y, «con ánimo de obtener un beneficio ilícito», no declaró en España los 1,6 y 1,7 millones que le correspondían, respectivamente, por los ejercicios de 2011 y 2012.

El entrenador luso, que trasladó su residencia fiscal a Madrid al firmar el 31 de marzo de 2010 su contrato de trabajo con el equipo más laureado de Europa, ya tuvo que pagar una multa de 1,1 millones de euros, al reconocer que no había declarado sus derechos de imagen percibidos en 2011 y 2012. «No obstante, tras el acta de conformidad (firmado por Mourinho el 3 de julio de 2015), la Agencia Tributaria tuvo conococimiento «de que Kooper Services S.A. fue creada por el denunciante con el objeto de ocultar sus derechos de imagen y de que es titular del 100% de dicha sociedad a través de Kaitaia Trust, con sede en Nueva Zelanda, de la que también es fundador Mourinho y es beneficiario junto a su esposa e hijos», desveló este martes la Fiscalía. «Dado que no existe diferencia entre el denunciado y la sociedad Kooper, el denunciado presentó en el expediente documentación relativa a gastos de la sociedad que no se corresponden con la realidad», subraya la Fiscalía, que concluye que Mourinho «ha ocasionado un perjuicio para la Hacienda Pública de 1.611.537 euros en 2011 y de 1.693.133 euros en 2012».

Hacienda, que decidió investigar las declaraciones de IRPF de Mourinho de los ejercicios 2010-2012 y de no residentes de 2013. remitió a la Fiscalía datos sobre el entrenador de los que se desprende que, «en fecha indeterminada, pero antes del 17 de septiembre de 2004 (entonces ya era técnico del Chelsea inglés en una primera etapa), el denunciado suscribió un contrato por el que cedía sus derechos de imagen a la sociedad con sede en las Islas Vírgenes Británicas Kooper Services S.A.». «El 17 de septiembre de 2004 rubricó un nuevo contrato de cesión de sus derechos de imagen entre Kooper Services S.A. y la irlandesa Multisports&Image Management Limited y cuatro años más tarde (el 22 de diciembre de 2008, cuando ya era entrenador del Inter de Milán) la sociedad irlandesa suscribió con Polaris Sports Limited, que tenía el mismo domicilio social, un contrato de representación para que buscara y negociara contratos comerciales», desvela la Fiscalía de Madrid.

Sociedad irlandesa

«Todas estas estructuras societarias fueron utilizadas por el denunciado con el objeto de hacer físicamente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen», lamenta la Fiscalía, que considera probado que José Mourinho ha cometido fraude fiscal, que en España se considera delito siempre que la cantidad defraudada sólo exceda de los 120.000 euros. Casualmente, la sociedad irlandesa Multisports&Image Managemente LTD es la misma que ha explotado los derechos de imagen, no sólo de Cristiano Ronaldo, sino también del madridista Fabio Coentrao, denunciado también por la Fiscalía por supuestamente defraudar al fisco 1,3 millones. Según las revelaciones de ‘Football Leaks’, la cifra de ingresos publicitarios que habrían presuntamente evadido a Hacienda en diversos países futbolistas representados por Jorge Mendes no sería inferior a los 185 millones de euros, «a través de sociedades pantalla y de cuentas en paraísos fiscales como Irlanda, Islas Vírgenes Británicas, Panamá o Suiza».

Por una cantidad ligeramente superior de la que se acusa ahora a José Mourinho, 4,1 millones, Leo Messi fue condenado a 21 meses de cárcel que no deberá cumplir, y por la mitad de la cifra supuestamente defraudada por el entrenador luso, otro futbolista argentino del Barcelona, Javier Mascherano, acordó una condena de un año de prisión por un fraude de 1,5 millones.

Gestifute no sabe nada

Gestifute, empresa que representa a José Mourinho, afirmó este martes que Hacienda y la Fiscalía no han contactado con el técnico portugués, sobre quien pesa una posible acusación por dos delitos contra la Hacienda Pública relacionados con el IRPF supuestamente cometidos durante los ejercicios 2011 y 2012.

«José Mourinho no ha recibido comunicación alguna al respecto. Hasta el día de hoy ni Hacienda ni la Fiscalía han contactado con Jose Mourinho ni con los asesores que fueron contratados para el proceso inspector», expresó Gestifute mediante un comunicado.

La empresa de representación resaltó que el entrenador luso, que residió en España entre junio de 2010 y mayo de 2013, «pagó más de 26 millones de euros en impuestos» con una tasa media superior al 41 por ciento.

Además, indicó que firmó actas de conformidad con Hacienda en 2015 relativas a los años 2011 y 2012 y un acta con acuerdo relativa a 2013.

«El Gobierno español en su día, a través de la Agencia Tributaria, confirmó con un certificado que había regularizado su situación y que se encontraba al día de todas sus obligaciones tributarias», culminó Gestifute en el citado comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos