Segunda B

La Deportiva gobierna en mitad de la locura

Los jugadores de la Ponferradina celebran un gol. / SDP

Los blanquiazules vencen en un partido con muchas idas y venidas al Real Madrid Castilla y toman aire tras dos derrotas consecutivas

DANI GONZÁLEZ

Después de dos partidos en los que la Ponferradina ha aguantado la respiración para no asfixiarse, los de Terrazas pueden volver a respirar con normalidad. El conjunto berciano ha vencido 3-2 al Real Madrid Castilla en un partido vibrante en el que los blanquiazules se repusieron a dos rápidas respuestas de los blancos.

3 Ponferradina

Mandaluniz; Yac, Moreno, Jon García; Andy (Jorge García, min. 66), Saúl (Román, min. 88), Cidoncha; Menudo, Isi (Iago Díaz, min. 77), Ríos Reina; Yuri

2 RM Castilla

Belman; Tejero, Hernández, Sánchez, Quezada; Jaume (Fidalgo, min. 85), Seoane; Franchu, Óscar, Mancebo (Dani Gómez, min. 81); Cristo (Campuzano, min. 81)

GOLES
1-0, min. 34, Yuri de penalti. 1-1, min. 39, Cristo. 2-1, min. 62, Ríos Reina. 2-2, min. 71, Mancebo. 3-2, min. 76, Jon García
ÁRBITRO
Rezola Etxeberría (Colegio Vasco). Mostró amarilla a Yuri, Iago Díaz y a Andy por parte de la Ponferradina y a Belman, Mancebo y a Sánchez por parte del RM Castilla
INCIDENCIAS
El Toralín. 3.064 espectadores

Reacciones

Con igualdad y ocasiones tímidas para ambos conjuntos comenzó el partido. Los bercianos llevaban el peso del encuentro pero el Castilla, cuando tenía el balón y encontraba espacios, amenazaba con hacer daño a los de Carlos Terrazas.

Las ocasiones bailaban de una a otra área sin que llegaran a generar demasiado peligro hasta que la Deportiva logró forzar un penalti. Yuri ejerció de capitán, tomó la responsabilidad y materializó el tanto desde los once metros.

La alegría duró poco en el cuadro de Carlos Terrazas ya que, prácticamente en la siguiente jugada, Cristo aprovechaba un buen envío desde la bandar derecha para devolver la igualada al marcador. En un ejercicio de fe y persistencia, la Ponferradina debía de volver a la casilla de salida.

La magia de Ríos Reina

El inicio de la segunda mitad no parecía demasiado halagüeño. Historias pasadas, sin ir más lejos la de hace dos semanas ante el Sanse, sobrevolaban de nuevo El Toralín, que sufrió con las ocasiones de Cristo y Mancebo.

Pero, entonces, la magia de Ríos Reina hizo sonreír de nuevo a la afición blanquiazul. El extremo de la Deportiva adelantó a los bercianos con un extraordinario gol olímpico que sorprendió a la defensa del Castilla.

Fe blanquiazul

Pero, de nuevo, los madridistas respondieron rápido con el gol de Mancebo con un disparo desde la frontal. Parecía que el estímulo blanco era un gol de los blanquiazules y que los tantos de los de Terrazas les daban alas en vez de minarles la moral.

Pero la Ponferradina quería y tenía que ganar. Por ello volvieron a ponerse el mono de trabajo y pelearon por la victoria. Fue Jon García el elegido para la gloria, al aprovechar un rechace a una falta directa de Menudo con la que puso el 3-2.

A partir de aquí, la Ponferradina aguantó estoicamente, ya que el Castilla lo intentó. Los blancos tuvieron multitud de llegadas, varias ocasiones y la más clara, de Fidalgo, golpeó en el larguero. Pero los tres puntos no se podían escapar y los bercianos los agarraron para poder respirar tras dos derrotas seguidas.

Contenido Patrocinado

Fotos