Análisis

Lucas Vázquez marca el camino a la unidad B

Lucas Vázquez celebra uno de los dos goles que le marcó al Numancia. /Rodrigo Jiménez (Efe)
Lucas Vázquez celebra uno de los dos goles que le marcó al Numancia. / Rodrigo Jiménez (Efe)

El desencanto por la brecha de minutos entre titulares y suplentes cunde entre futbolistas como Marco Asensio, que recelan de posibles llegadas en verano como la de Hazard

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El ‘plan B’ cada vez es menos plan. La segunda unidad del Real Madrid volvió a naufragar en la vuelta de octavos de la Copa del Rey ante el Numancia, cediendo un empate en el Santiago Bernabéu que constató otra vez que Cristiano Ronaldo no andaba desencaminado cuando aludió a la pérdida de potencial del banquillo con las salidas de Pepe, James y Morata el pasado verano. Despojados de buena parte de los minutos que sí concedió Zinedine Zidane a los teóricos suplentes el curso pasado, tampoco acaban de ofrecer argumentos de peso para cuestionar a los intocables. Con alguna excepción como la de Lucas Vázquez, artífice de los dos penaltis señalados en la ida y de sendos tantos en la vuelta, que se reivindicó como líder de los meritorios y ratificó que a día de hoy es uno de los futbolistas más en forma del conjunto de Chamartín.

El extremo de Curtis fue un constante incordio para la zaga rojilla en los 180 minutos de eliminatoria. Su capacidad de desborde fue crucial para resolver el cruce en Los Pajaritos y abortar cualquier conato de sorpresa en el Santiago Bernabéu. En el feudo blanco selló su primer doblete como jugador de la primera plantilla del Real Madrid. Alcanzó con él las cinco dianas en lo que va de curso, las mismas de Karim Benzema, el intocable nueve de Zidane. Es su registro más elevado desde que viste la zamarra blanca, superando las cuatro que logró tanto en la campaña 2015-2016 como en la 2016-2017, y aún tiene por delante cinco meses de competición.

El gallego, que inauguró su cuenta ante el Levante en la tercera jornada de Liga, marcó de penalti ante el Fuenlabrada en la ida de dieciseisavos de Copa y le dio la victoria al Real Madrid en el choque ante el Borussia Dortmund que cerró la fase de grupos de la Liga de Campeones. Repartió sus tres primeros tantos en tres competiciones diferentes, a los que agregó el doblete de este miércoles contra el Numancia. Ha repartido además tres asistencias lo que, teniendo en cuenta las dos penas máximas que provocó en Soria, le implica en 10 de los 68 tantos que acumula el vigente campeón de Liga y Champions entre todos los torneos. Sólo le superan Cristiano Ronaldo (16 dianas y 3 asistencias), Isco (seis tantos y otras tantas asistencias) y Bale (siete goles y cinco asistencias) en cuanto a grado de incidencia goleadora.

Más información

Próximo al capitán, Sergio Ramos, Lucas Vázquez siempre ha demostrado ser un alumno aplicado desde que el Real Madrid le recuperó tras un año cedido en el Espanyol. Cada vez que Zidane ha demandado su concurso, ha respondido. Monchi pujó fuerte en verano para llevárselo a la Roma, pero el ‘17’ optó por quedarse y pelear por un puesto en una plantilla plagada de estrellas. Su presencia ha ido aumentando a medida que avanzaba la campaña y es ya el decimocuarto futbolista más utilizado por Zidane. Marca, en definitiva, el camino a seguir.

Recelo por posibles fichajes

En una plantilla en la que se echa en falta más autocrítica, Lucas Vázquez subrayó al término del partido contra el Numancia que no podían estar «contentos» al no haber logrado el triunfo y reconoció errores como que el equipo «se cae de repente». Fue mucho menos complaciente que Zidane, que aseguró que se iba «satisfecho a casa» y «los jugadores también». Apoyó el gallego, eso sí, a Zidane. «Está muy bien y con muchas ganas, a muerte con nosotros como demuestra defendiéndonos y nosotros a muerte con él», indicó en zona mixta.

El discurso de Lucas Vázquez contrasta no obstante con el desánimo que empieza a cundir en parte de la plantilla ante las pocas rotaciones que está aplicando esta temporada Zidane. Jugadores como Marco Asensio consideran que sus actuaciones merecen más minutos y ven cómo se acrecienta la brecha entre titulares y suplentes. Otros como Marcos Llorente se saben condenados al ostracismo salvo en choques de trámite y la falta de motivación repercute negativamente en su rendimiento.

Al desaliento se suma además el recelo sobre posibles incorporaciones de cara a la próxima temporada como la de Hazard, futbolista del Chelsea con el que el Real Madrid tendría ya un acuerdo, según Radio Montecarlo. Un fichaje que, de concretarse, pondría en una delicada posición a Isco y el propio Asensio, principales damnificados por una eventual llegada del belga. Zidane no se cansa de repetir que cuenta con todos, pero los hechos, a diferencia de lo que sucedió el curso pasado, desmienten sus palabras y el ‘plan B’ se resquebraja.

Contenido Patrocinado

Fotos