Análisis

La liberación de Vietto

Vietto, en la acción que supuso su segundo gol a la U.D. Las Palmas. /Kai Försterling (Efe)
Vietto, en la acción que supuso su segundo gol a la U.D. Las Palmas. / Kai Försterling (Efe)

Incapaz de marcar en un año con el Sevilla y el Atlético, firmó un triplete extraordinario en su primer partido como titular en el Valencia

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Los delanteros viven de las rachas, cuando entre el primero llegarán muchos más, el fútbol es un estado de ánimo... El argentino Luciano Vietto, que en cuestión de horas ha pasado de ser villano en el Atlético a héroe en el Valencia gracias a su extraordinario triplete en el choque copero ante la UD Las Palmas, encarna todos los tópicos que se utilizan para justificar las sequías goleadoras o destacar el acierto de los atacantes. El torneo del KO ha redimido a Vietto, incapaz de anotar desde que en diciembre de 2016 firmó precisamente tres dianas con el Sevilla frente al Formentera en esta misma competición.

En el Atlético erraba una ocasión pintiparada tras otra pero en su primer partido como titular en el Valencia volvió a sonreír con tres tantos, el tercero antológico. El primero fue de delantero oportunista, tras aprovechar un rechazo; en el segundo, picó el balón con habilidad ante la tímida salida del guardameta; y en el último, elevó la cabeza desde más de 40 metros de la portería, vio a Raúl Lizoain adelantado y dibujó el golazo del año. Mestalla se puso en pie y coreó ¡Vietto, Vietto!, mientras el argentino hacía gestos de felicidad y, a la vez, incredulidad.

«Claro que ha sido una liberación, pero no pensaba mucho en eso sino en disfrutar de volver a jugar un partido de titular. Si lo cuentas, es difícil de entender marcar tres goles después de un año sin anotar, pero ojalá siga la racha y la confianza», explicó el argentino antes de remarcar que su objetivo es recuperar el nivel que mostró en el Villarreal, donde brilló tanto con Marcelino García Toral, su actual técnico en el Valencia, que el Cholo Simeone ordenó reclutarlo para el Atlético, previo pago de 20 millones.

«Marcelino sabe cómo sacarme el máximo rendimiento», destaca el delantero argentino al que Simeone hizo debutar con 17 años en el Racing de Avellaneda y luego reclutó para el Atlético, procedente del Villarreal

En el club de La Plana marcó 20 goles y ofreció 8 asistencias en los 2.995 minutos que jugó en 48 partidos. Con los madrileños, en cambio, sólo ha sellado tres dianas y dado cinco pases de gol en 38 partidos y un total de 1.945 minutos. Algo mejor le fue en sus dos cesiones al Sevilla, donde marcó 10 goles y dio cinco pases determinantes en 31 partidos y 1.890 minutos.

«Marcelino es un entrenador que me conoce, que sabe cómo sacarme el máximo rendimiento. Como yo también le conozco y sé su forma de trabajar, eso hace las cosas más fáciles», remarcó Vietto en la zona mixta de Mestalla. Cabría interpretar esta declaración como un palo a Simeone, pero Vietto le está muy agradecido al Cholo y se siente en deuda con él porque fue quien le dio la oportunidad en el Racing de Avellaneda con sólo 17 años, después de que Estudiantes le dejara libre por considerarle poquita cosa.

De las chanzas a los halagos

El técnico del Atlético sólo tuvo alabanzas para Vietto cuando el 2 de enero se confirmaba su cesión al Valencia. «Ojalá pueda seguir creciendo, pero me da bronca su salida. Es uno de los mejores futbolistas que he tenido en el equipo, pero no le ha acompañado el gol ni la contundencia en un equipo que no puede esperar. Le quiero mucho como persona y es un jugador extraordinario», afirmó el preparador colchonero.

Vietto no era titular en el Atlético pero sí tuvo oportunidades, sobre todo al principio. Simeone le ha utilizado este curso en 10 partidos, seis de Liga, dos de Champions y los dos de Copa ante el Elche, y un total de 520 minutos. Jugó de inicio en choques importantes ante el Valencia, el Sevilla, el Leganés y la Roma, duelos en los que se asoció bien y estuvo participativo pero fue una calamidad de cara al gol y provocó hasta chanzas entre los seguidores.

En el Valencia, sin embargo, le han bastado 16 minutos ante el Girona y 71 frente a los canarios para ganarse a una afición de Mestalla donde otros cordobeses ya triunfaron en el pasado como Mario Kempes, Piojo López y Pablo Aimar, palabras mayores. «Me llena de satisfacción verle jugar así. Me alegró mucho por él. Necesitaba hacer un partido así para aumentar su confianza», se felicitó Marcelino tras la exhibición de un jugador que pidió expresamente en este mercado de invierno y al que ya quiso en verano. Vietto está cedido por el Atlético hasta el 30 de junio de este año, con una opción de compra que ronda los 15 millones, aunque ni los colchoneros ni los levantinos la han hecho pública. De momento, disfruta de su cuarto tiplete como profesional: dos los hizo con la camiseta de Racing de Avellaneda, contra Newell's y San Martín, y el referido con el Sevilla ante el Formentera

Contenido Patrocinado

Fotos