Final de Copa del Rey

Cillessen, un actor secundario sin margen de error

Jasper Cillessen, en la portería del Barça. /Diario Sur
Jasper Cillessen, en la portería del Barça. / Diario Sur

El holandés tiene el reto de hacer olvidar en la final de Copa a un Ter Stegen decisivo

JESÚS BALLESTEROS

La del sábado será una noche especial para ambos guardametas, no sólo para Jasper Cillessen, a priori el único que saltará de inicio al verde del Wanda Metropolitano que no pertenece al llamado once de gala del Barcelona. El holandés es el meta copero del conjunto de Ernesto Valverde y, afronta por tanto, un doble reto en la final ante el conjunto andaluz: hacer olvidar al brillante Ter Stegen y revalidar el título que ya levantara el curso pasado, el único, hasta la fecha que tiene en sus vitrinas como jugador del Barça. En el bando contrario, el Sevilla ha tenido dificultades esta campaña a la hora de elegir quién defendía la portería. No han faltado las noches amargas para Sergio Rico quien perdería la titularidad en lugar de David Soria, en los últimos tiempos el preferido del técnico Vincenzo Montella. Por tanto, serían dos actores secundarios que buscarán su momento de gloria.

Escasean las oportunidades para el internacional neerlandés en Can Barça en este su segundo año, al igual que ocurriera en el primero cuando recaló en el conjunto barcelonés tras la salida de Claudio Bravo al Manchester City de Pep Guardiola. De hecho, Cillessen no llegó a jugar la Supercopa de España, precisamente ante el Sevilla, porque aún defendía la elástica azulgrana el meta chileno. En este curso, Cillessen apenas ha disputado los ocho encuentros coperos. Eso sí, sus números son realmente notables, pues apenas ha encajado dos dianas, ante Celta y Espanyol. Dejó su portería a cero en la primer eliminatoria ante el Murcia y en las semifinales frente al Valencia.

Acostumbrado a la titularidad en el histórico Ajax, a Cillessen le ha tocado vivir a la sombra de un Ter Stegen que gana en protagonismo con el paso de la temporadas. Brillantes están siendo este año la mayoría de sus actuaciones, dejando para la hemeroteca un buen número de intervenciones al alcance de muy pocos porteros. No será fácil para Cillesen hacer olvidar a su compañeros. Cualquier mínimo gazapo hará saltar las alarmas de las comparaciones. Hasta la fecha, no ha fallado el cancerbero de Groesbeek, pero una final como la de Copa exige lo máximo y otorga poco margen de error.

Tras ganar tres títulos ligueros en Holanda y una Supercopa, a sus 28 años buscaría su segundo título en España. Lograría la segunda Copa del Rey y superaría en este sentido a su compatriota Ruud Hesp, el único portero holandés de la historia culé antes que Cillessen. Hesp militó en el conjunto catalán desde el verano de 1997 hasta el año 2000 y fue capaz de levantar dos Ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de Europa.

Si levantara la Copa, Cillessen podría acabar de forma sobresaliente un año que será, sin duda, amargo para él. Y es que será uno de los ausentes de la cita mundialista que se celebrará este verano en Rusia. Holanda sufrió un estrepitoso fracaso en la fase de grupos y se quedó fuera del Mundial, como lo hiciera dos años antes de la Eurocopa.

Un varapalo para el portero del Barça y el resto de sus compatriotas que estuvieron cerca de hacer historia en 2014, cuando fueron eliminados por Argentina. Tras dos grandes citas mundialistas (2010 y 2014), a Holanda le está tocando purgar las penas muy lejos de las grandes selecciones continentales. Sin duda, un doblete (la Liga está más que cerrada) con el Barça sería la mejor medicina antidepresiva para Cillessen.

Y quién sabe si tras esta final, el meta holandés estaría jugando su último partido como azulgrana. No son pocos los rumores que lo colocan en la órbita de equipos como el Bayern de Múnich para la próxima temporada. A sus 28 años, está en la edad ideal para tener continuidad y su contrato hasta 2021 y su cláusula de 60 millones de euros no serían problemas para clubes de la Premier o el actual campeón alemán.

Contenido Patrocinado

Fotos