Dieciseisavos de final

El Elche le saca los colores al Atlético

Vietto, desolado durante el choque. /Manuel Lorenzo (Efe)
Vietto, desolado durante el choque. / Manuel Lorenzo (Efe)

Otra noche negra del negado Vietto permitió crecer a los ilicitanos hasta lograr un empate que deja la eliminatoria abierta para el Metropolitano

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

No es el mejor momento de la temporada para Elche y Atlético, pero sí será un día especial para Saúl Ñíguez. El centrocampista estará este miércoles en el Martínez Valero para enfrentarse al otro equipo que de su corazón. «Nuestros caminos se vuelven a cruzar. Feliz por jugar en mi tierra», escribió el ‘8’ rojiblanco con una foto de su tatuaje (en el que están los dos escudos unidos por la mitad) el día del sorteo que emparejó a ambos equipos en los dieciseisavos de final. «Siempre pensamos en la importancia del partido, sabemos que es especial para él, pero pensamos en resolver la eliminatoria. La Copa siempre fue una referencia para nosotros porque nos ha dado alegrías y nos gusta. Pensaremos en dar oportunidades a los que menos vienen jugando, aunque compensando los esfuerzos», aclaró Diego Pablo Simeone sobre el regreso de Saúl a Elche.

La noticia llenó de alegría a su familia, en la que su padre José Antonio Ñíguez ‘Boria’ fue uno de los puntales de los franjiverdes en la década de los 80. «La gente está deseando que tenga algún minuto para demostrarle cómo le quieren aquí», explica un ‘Boria’ que defendió y goleó con el Elche más de 200 partidos.

«La gente está deseando que tenga algún minuto para demostrarle cómo le quieren aquí» JOSE ANTONIO ÑÍGUEZ, 'BORIA'

Llegó a jugar en Primera y sus visitas al Calderón le dejaron una pequeña herida. Tras la derrota en Liga, repitió en Copa en aquella 1987-88 después de un 1-0 ilusionante en la ida pero su Elche cayó a los penaltis tras marrar él uno de los de la tanda. Estuvo cerca de fichar por el Atlético, pero el club ilicitano no le dejó y su hijo menor el que terminó completando el círculo de los Ñíguez. Tras ser capitán del alevín fue captado y terminó de completar el cambio a los 11 años.

Saúl y Aarón, tras disputar un Elche-Rayo en 2014 e intercambiarse las camisetas.
Saúl y Aarón, tras disputar un Elche-Rayo en 2014 e intercambiarse las camisetas.

Los locales, a por el ascenso

Así Saúl, cuyos hermanos Aarón y Jony también son futbolistas profesionales, es uno de los 16 convocados atléticos - se quedaron en Madrid ocho titulares habituales-, entre los que destaca la presencia de jugadores con pocos minutos como Moyá, Werner, Gaitán, Torres o Augusto junto a los canterano Sergi, Keidi, Montoro y Ródenas. Este último es alicantino, como Juanfran, si bien en su caso sí militó en las categorías inferiores del Elche. «Siempre estamos mirando a los chicos del B y cuándo hay posibilidad de que sumen para darnos alternativas, les daremos oportunidades mientras lo permiten las situaciones y ellos aprovechen el momento para demostrar que pueden jugar en el primer equipo», dijo Cholo sobre el joven delantero.

Con ese punto emocional y dudas por sólo llevar una victoria en cinco partidos (0-1 en Vigo) debido a su sequía anotadora -esta vez apostará por Torres de inicio junto a Vietto pese a que ambos aún no han marcado en partido oficial- se presenta Simeone ante un Elche que también vive su peor momento de la campaña. Diseñado para el ascenso, ha cedido el liderato en Segunda B después de dos derrotas consecutivas, la última en su estadio ante un Alcoyano que provocó los pitos de la afición. Vicente Mir, entrenador local, hará rotaciones ya que su objetivo principal es la promoción de ascenso a Segunda. «Hay que coger este partido con alegría, intentar disfrutar y, por qué dar una buena imagen y ganar si se puede», avisa el entrenador.

«Tenemos que intentar replegar más que en otras ocasiones y buscar más la contra, debemos estar muy organizados y evitar que nos hagan ocasiones» VICENTE MIR

El mítico ‘Nino’, capitán e histórico referente franjiverde, no estará por precaución como otros habituales: Provencio, Adrián Jiménez, Primi, Collantes y el lesionado Corozo. Se espera una buena entrada en el Martínez Valero, que fue sede de la final de la Copa del Rey en 2003, un torneo que Simeone ganó como futbolista en 1996 y como técnico en 2013 en el Santiago Bernabéu.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos