Castilla y León, campeona de la Copa de Regiones UEFA

Los jugadores levantan el trofeo./
Los jugadores levantan el trofeo.

El combinado, en el que hay hasta cinco jugadores leonese, alcanza por tercera vez el título, única selección que lo ha logrado hasta la fecha, tras un agónico partido resuelto en los penaltis

LEONOTICIAS

Sufrida pero muy sabrosa victoria. Castilla y León ha ganado en los penaltis a Castilla-La Mancha y es la nueva campeona de la Copa de Regiones UEFA.

0 Castilla y León

Carmona; Charly, Obispo, Dani Burgos, Juanan, Dani Martínez (Conejo, min. 70), Zazu, Puente, Piojo (Adrián, min. 85), Borrego (Javi Amor, min. 60), Ruba

0 Castilla-La Mancha

Javier Alonso; Agustín (Neila, min. 94), Roberto Cuevas (Juan, min. 76), Cabezuelo, José Luis Delgado, Prada, Gerica, José Manuel Muñoz, Moya, Pascual (Velázquez, min. 72), Adighibe

ÁRBITRO
Marcos Latorre (Colegio Aragonés). Mostró amarilla a Piojo y Conejo de Castilla y León y a Pascual y a Delgado de Castilla-La Mancha

La selección arlequinada alcanza por tercera vez en su historia la ronda europea y se convierte de esta manera en el primer combinado español que logra esta hazaña.

En la primera parte, el partido fue trabado e interrumpido, con continuas faltas. Castilla y León tenía el balón, marcaba el ritmo, pero no lograba encadenar ocasiones de gol. La más clara la tuvo Puente, con un remate en el segundo palo que no vio portería.

En la segunda mitad, Castilla-La Mancha encontró una vía para hacer daño a los arlequinados, con balones largos, a la espalda de la zaga castellano y leonesa.

Castilla y León comenzaba a padecer el cansancio de la intensidad de la primera mitad, por lo que los cambios dieron aire fresco a los de Mario Sánchez que, de nuevo con Puente con protagonista, rondaron el gol. El berciano recibió en el área y cedió el balón para Dani Martínez, que se topó con el meta rival en la más clara de Castilla y León en la segunda mitad. Pero el gol lo tuvo realmente cerca el cuadro manchego con un disparo de Adighibe, que no pudo anotar en el mano a mano.

Terminó el tiempo reglamentario sin goles y en la prórroga, ambos conjuntos optaron por amarrar y no por buscar la victoria. El aire faltaba también en los pulmones de ambas selecciones que 'firmaron' una tregua y se jugarían el título a penaltis.

El héroe en la tanda fue Carmona, que detuvo el quinto y último lanzamiento de Castilla-La Mancha y Puente, sin nervios algunos, anotó el penalti decisivo para que los arlequinados vuelvan a levantar el trofeo de campeones de la Copa de Regiones Uefa.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos