La 'bocina' del primer acto da un triunfo de prestigio al Bembibre

Foto inicial del partido./
Foto inicial del partido.

Las águilas se imponen a la Arandina en la Devesa y suman un importante triunfo para alejarse de la zona peligrosa

RUBÉN FARIÑAS

Victoria de galones la que ha sumado este Día de Todos los Santos el Atlético Bembibre en la Devesa. Las águilas se han impuesto por 2-0 a la Arandina en un partido que se resolvía sobre la bocina de la primera parte.

El cuadro berciano quiso imponer su juego en los primeros minutos. De hecho, la primera ocasión del partido caía del lado local con un buen cabezazo de Marcos, a pase de Isma, que detenía el guardameta Viti.

2 Bembibre

Omar; Tano, Espi, Samu, Isma; José, Cueto; Jesús (Samu Bugallo, min.46), José Manuel, Coco (Prada, min.78); Marcos (Óscar, min.88)

1 Arandina

Viti; Lobera, Peña, Pablo, Luque; Fer, Ruba; Lucho, Zazu, Rober; Kali

GOLES
1-0, Coco, min.44; 2-0, José Manuel (p), min.45; 2-1, Zazu, min.85
ÁRBITRO
Arias Rodríguez (Comité Leonés) Amonestó con tarjeta amarilla a Coco y Espi, por el Bembibre
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la decimosegunda jornada en el Grupo VIII de Tercera División disputado en la Devesa de Bemebibre

En el lado contrario, la Arandina trataba de desperezarse y lo hizo en el minuto 28. Ruba dispuso primero de un remate de cabeza que se fue alto y, después, en el minuto 39, cometió un fallo increíble al no aprovechar un ocasión clamorosa cuando se encontraba a un metro de la línea de gol y mandaba el esférico fuera.

La alegría llegaba por partida doble a la Devesa justo antes del descanso. Coco aprovechaba una internada de José Manuel para recoger el rechace y hacer el 1-0. Pero ahí no acabó la cosa. Antes del pitido final, el colegiado señalaba pena máxima para el Atlético Bembibre por una falta sobre Marcos. José Manuel no erró y ponía en franquicia el partido cuando el árbitro indicaba el camino a vestuarios.

Los dos tantos parecían haber bloqueado al equipo ribereño. La Arandina parecía fue incapaz de reponerse y, de hecho, la renta pudo ser ampliada por las águilas. En el minuto 57, Samu Bugallo culminaba un gran contragolpe berciano con un disparo que se iba fuera por poco.

Los cambios de Fernando Ministro refrescaban las piernas de los bercianos, que caminanban con paso firme hacia la victoria y sin que los burgaleses se acercaran con peligro a la meta de Omar.

Una falta directa ejecutada por Zazu, en el minuto 85, puso pimienta a los últimos compases del encuentro. Los arandinos se volcaban y a las águilas les tocaba sacar las garras.

El acoso y derribo de la Arandina no logró echar abajo el muro berciano y el triunfo se quedó en la Devesa para cosechar un triunfo vital en su huída de los puestos bajos.

Fotos