El Astorga quiere mirar para arriba, el Bembibre no hacerlo para abajo

Los jugadores del Atlético Astorga celebran un gol./Peio García
Los jugadores del Atlético Astorga celebran un gol. / Peio García

Los maragatos reciben al Zamora en un partido clave para mantener su puesto de playoff mientras que los bercianos podrían lograr la permanencia matemáticamente

DANI GONZÁLEZ

Unos quieren mirar para arriba, otros olvidarse de la parte de abajo. La jornada de sábado de la Tercera División deja a dos equipos leoneses en liza con objetivos muy distintos. El Atlético Astorga, tras el 'tropiezo' ante el Ávila, quiere acalarar que va a estar peleando en la parte alta, mientras que el Atlético Bembibre podrían lograr matemáticamente la permanencia.

Atlético Bembibre - Almazán (sábado, 17:00 horas)

Después de dos victorias consecutivas, el Atlético Bembibre respira. Pero para olvidarse definitivamente del descenso, las 'águilas' quieren ganar de nuevo al Almazán.

La Devesa, que ha visto pocas victorias esta campaña, podría celebrar la permanencia matemáticamente, a expensas de posibles arrastres desde Segunda B. Pese a todo, un triunfo allanaría mucho el camino de la salvación, dejándolo prácticamente hecho, aunque no se logre matemáticamente.

Los sorianos del Almazán, que suman dos partidos a domicilio sin perder consecutivos, buscarán mantener esta dinámica en busca del mismo objetivo que los bembrirenses.

Atlético Astorga - Zamora CF (sábado, 17:30 horas)

Partido clave para el Atlético Astorga. El playoff se ha puesto muy caro con hasta siete equipos peleando por tres plazas, ya que el Unionistas aparece como destacado. Los maragatos reciben al Zamora con el reto de olvidar el tropiezo ante el Real Ávila.

Para los de Diego Moreno es fundamental no mostrarse débil ante sus rivales. Las plazas de playoff están muy competidas y cualquier tropiezo es fatal, más aún en casa. Por ello, los verdes buscarán hacer de La Eragudina un fortín para que los puntos se queden en Astorga.

Enfrente estará un Zamora que ya no se juega nada y que vive un bache en el que ha ganado uno de los últimos nueve partidos, crisis que los de Merino esperan acrecentar.

Contenido Patrocinado

Fotos