El arbitraje busca su futuro

La Federación de Castilla y León de Fútbol comienza en su delegación leonesa el curso de iniciación de arbitraje con 24 nuevos alumnos para tratar de solventar las más de 40 bajas de la pasada temporada

Primera clase del curso de árbitros. / Inés Santos
DANI GONZÁLEZ

Son los jueces del fútbol. Los que toman decisiones, los que en muchos casos se llevan las críticas y los que ejercen, quizá, la labor más difícil de este deporte.

La Delegación de la Federacion de Castilla y León de Fútbol en León ha iniciado este lunes un curso de iniciación para aquellos interesados en ser árbitros. Durante dos semanas, los 24 alumnos tendrán clases diarias antes de pasar al estamento arbitral y, una vez que superen esta primera fase, tendrán una clase a la semana.

«Poco a poco la gente se va animando y han venido más que el año pasado. Nos viene fantástica esta savia nueva», reconoce Jorge Martínez, delegado de árbitros de la FCyLF en León que busca, no solo que prueben, sino «que se queden este año y en un futuro próximo».

Vocación y amor por el fútbol

El más joven tiene 14 años y en esta ocasión no hay chicas, si bien es cierto que el curso pasado se inscribieron tres. Los futuros árbitros llegan con ilusión y con amor al fútbol. «Siempre me ha gustado el fútbol y me gustaría entrar en este mundo. Ya que como jugador no pudo ser, vamos a ver de esta manera», afirma Abel Álvarez.

Uno de sus compañeros en este curso, Guillermo Frones, asegura que siempre le atrajo el fútbol y, cuando decidió probar como árbitro, sus padres le dijeron que tuviera «cuidado». «Muchas veces son peores los padres que los niños», señala.

Un exarbitro de Primera y leonés, Turienzo Álvarez, les ha dado ánimos, y en los próximos días recibirán la visita de Valdés Aller, colegiado leonés en activo en Segunda.

«Les aconsejo que salgan seguros y decididos»

Otro trencilla que ha estado en la élite del fútbol, Valdes Sánchez, les da un valioso consejo: «Que estudien y que se formen pero, cuando salgan al campo, lo hagan decididos y seguros de lo que están haciendo. Algunas veces se equivocarán, es lógico, pero que tengan la moral alta y sigan para adelante», asegura.

Valdés Sánchez también les deja claro que lo más difícil es «dejar contentos a todos» y que, sobre todo en sus inicios, «asuman bien las protestas y no dejen que les afecte». «Hay algunos que se asustan y lo dejan, esperemos que no pase esto», afirma.

Ahora, 24 jovenes promesas del árbitraje comienzan su formación este lunes. El reto es llegar a ser colegiados y la Federación tiene la esperanza de que se mantengan en el gremio después de las más de 40 bajas de la pasada temporada.

Temas

Fútbol

Fotos