VIOLENCIA

Antiviolencia propone una multa de 100.000 euros al ultra acusado del apuñalamiento junto al Metropolitano

Ignacio Racionero, a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid para el juicio por la muerte de Aitor Zabaleta. /Efe
Ignacio Racionero, a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid para el juicio por la muerte de Aitor Zabaleta. / Efe

También prohíbe a Ignacio Racionero, encarcelado desde el pasado viernes, la prohibición de acceder a los estadios por un período de cinco años

COLPISAMadrid

La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado este jueves proponer una sanción muy grave de 100.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un período de cinco años al ultra Ignacio Racionero, presunto autor del apuñalamiento a un joven de 22 años en las inmediaciones del estadio Wanda Metropolitano, el pasado miércoles 17 de enero, poco antes de que comenzase el partido de ida de cuartos de final de la Copa del Rey entre el Atlético de Madrid y el Sevilla.

Racionero, encarcelado desde el pasado viernes por esos hechos que se le imputan, aseguró en su declaración ante el juez que actuó en defensa propia tras ser agredido, que se vio rodeado por varias personas en el bar El Rifle, que había consumido alguna droga, que está arrepentido y que tras la agresión entró al estadio para ver el partido, extremo que el club rojiblanco antes había negado, igual que informó que ninguno era abonado del club en la actualidad. En su declaración en el juzgado, Racionero, implicado también en su día en la muerte del hincha de la Real Sociedad Aitor Zabaleta, reconoció que apuñaló en la pierna a la víctima, Fernando A. y que lanzó otros navajazos disuasorios, pero matizó que éste fue el primero en atacarle cuando hablaba con una chica y que antes de la trifulca entre ambos el herido ya se había peleado con otro.

Otro de los asuntos destacados acordados hoy Antiviolencia ha sido la propuesta para sanción grave, con multas que van desde los 8.000 a los 10.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de 2 años, a veintitrés aficionados ultras del Sevilla y del Betis que participaron en una fuerte pelea en las calles de la capital hispalense durante las horas posteriores al derbi celebrado el pasado 6 de enero en el Sánchez Pizjuán. Algunos de estos aficionados ya habían participado en actos violentos con anterioridad. Como consecuencia de la pelea, dos personas resultaron heridas y se produjeron numerosos daños materiales en dos bares de la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos