Leonoticias

Monólogo sin gracia

fotogalería

Munitis consuela a Figueroa tras un nuevo tropiezo.

  • La Ponferradina vuelve a sufrir un traspiés debido a su falta de efectividad de cara a portería y no pasa del empate ante un sólido Lealtad de Villavicioso que le bastó con orden para arrancar un punto del Toralín

Cuando alguien va al teatro, pide espectáculo; cuando alguien va al circo, pide diversión; cuando alguien va a un concierto, pide buena música; cuando alguien va al fútbol, pide goles.

más imágenes

  • Las imágenes del Ponferradina-Lealtad

  • El Lealtad da otro susto

Cuando la gente va al Toralín pide esos goles que no lleguen y las victorias que escasean a orillas del Sil. La Sociedad Deportiva Ponferradina ha vuelto a pinchar en su estadio, en esta ocasión ante el Lealtad de Villaviciosa, en un partido en el que no ha conseguido pasar del empate a cero.

No sería por ocasiones, ni por falta de intención de los hombres de Munitis, pero la verdad es que a una de las plantillas con mayor presupuesto de la categoría se le debe suponer una mayor eficacia goleadora.

La primera parte fue buena del equipo blanquiazul. Héctor Figueroa pudo poner fin a las dudas desde el inicio pero la intervención de Javi Porrón con el pie desbarató la opción.

El capitán, Andy, lo intentó poco después con un disparo que se fue alto. Más tarde sería Juanto, de cabeza, pero tampoco acertó a batir a un cancerbero asturiano que se hizo grande cuando el sol caía en Ponferrada.

La Ponferradina se empieza a desquiciar

El partido y el Lealtad empezaban, poco a poco, a desquiciar a la Ponferradina que, aún con muchos minutos por delante, empezaba a sentir la presión del Toralín y de una afición que ansia por triunfos de su equipo. Andy fue el último en intentarlo antes del descanso, pero de nuevo se topó con la intervención de Javi Porrón.

La segunda parte fue menos intensa para los intereses de la Ponferradina y el reloj pasaba sin que los bercianos generaran acciones reales de peligro. Lo que se suele decir de ‘mucho lirili y poco lerele’ fue la evidencia del juego del equipo de Munitis.

Menudo lo intentaba desde fuera del área sin complicar en exceso la posición del guardameta del Lealtad. Al paso por el 56, Menudo, de nuevo, asistía a Héctor Figueroa, pero el disparo del canario lo lograba despejar in extremis Javi Porrón.

Últimos cartuchos de cada equipo

La más clara del segundo acto la tendría el ariete canario, a la altura del minuto 76, pero su desacierto dejó en «¡huy!» la ocasión de adelantar al equipo berciano.

Y la cosa pudo ser peor, sino es por la intervención de Dinu Moldovan en el único acercamiento con peligro serio por parte del Lealtad de Villaviciosa.

El tramo final del partido manifestó la música de viento en las gradas del Toralín que veían a su equipo incapaz de sumar tres puntos ante un conjunto de la zona baja. Los últimos coletazos del partido tuvieron la misma imagen de impotencia que el resto. Menudo lo probó de falta directa, pero en esta ocasión el chut se marchó fuera. Y en el minuto 86, de nuevo Javi Porrón, desbarataba la última ocasión de la Ponferradina para sumar los tres puntos.

Con este empate el equipo de Pedro Munitis ve alejarse el play off y observa ya desde una distancia excesivamente larga a su eterno rival, la Cultural, que viaja en otro vagón con 16 puntos de ventaja.