Leonoticias

Expulsión a la angustia

Los jugadores del equipo celebran un gol.
Los jugadores del equipo celebran un gol.
  • El La Bañeza se impone al Burgos Promesas 2000 a domicilio en un partido que estuvo marcado por la roja a un jugador local en el minuto 20

No siempre lo que mal empieza, mal acaba; y sino que se lo digan a La Bañeza. El equipo leonés se ha impuesto por 1-2 al Burgos Promesas 2000, tras remontar el tanto inicial de los locales, en una victoria que permite respirar a los morados y sofocar el incendio que provocaron la semana pasada tras caer en La Llanera ante el Villaralbo.

Apenas habían pisado el césped del terreno de juego y las pesadillas se cernían sobre los jugadores de Luis Carnicero. Jorge hacía el primer tanto del encuentro cuando no habían transcurrido ni los 100 primeros segundos de partido.

Tocaba remontar para evitar que el sofoco fuera mayor y los visitantes se pusieron manos a la obra. Un córner botado por Mateo fue rematado por Pablo Martínez al fondo de las mallas para establecer la igualada, era el minuto 13 y todo volvía a estar como al principio.

El punto de inflexión del partido lo marcaría el árbitro, cuando en el minuto 21 expulsaba con doble amarilla a Gallo y dejaba al equipo burgalés con un jugador menos sobre el césped.

La segunda parte se desarrolló de forma brusca. Los visitantes, que jugaban con uno más, querían pero no podían y el miedo a una contra del Burgos Promesas atenazaba las acometidas moradas.

No llegó hasta el minuto 80 el tanto. Sergio lograba el gol que suponía tres puntos muy necesarios para La Bañeza y hacía olvidar, por lo menos durante este sábado, la angustiosa temporada que está padeciendo el equipo de Luis Carnicero.

Todavía tuvo tiempo para algo de lamento el equipo visitante, ya que David no supo aprovechar una pena máxima en el descuento para establecer el 1-3.

Finalmente, la victoria se fue a tierras bañezanas y el equipo logra un soplo de aire fresco que le permita mirar al futuro con optimismo.