Leonoticias

Las águilas maduran y picotean al colista

Salida al campo de ambos equipos.
Salida al campo de ambos equipos.
  • El Atlético Bembibre se impone en la segunda mitad al Villaralbo con tres goles que rubricaron su superioridad durante los 90 minutos

Parecía víctima propiciatoria antes de empezar… y así fue. El Atlético Bembibre ha tenido que madurar el partido ante el colista del Grupo VIII de Tercera División para terminar imponiéndose 0-3 con tantos de Aleixo, Miguel Cabral y Óscar en la segunda parte.

El partido comenzaba con las águilas mandando sobre el césped artificial del Fernández García y, en el minuto 6, Óscar le ponía un balón a Cueto para que cediera a Cabral pero el portero zamorano llegaba a tiempo para evitar el 0-1.

El Villaralbo se mostraba combativo en la primera mitad y ponía mimbres defensivos para evitar que el partido se le fuera de las manos, como ocurriera siete días atrás cuando encajó diez tantos en Palencia. De hecho, estuvieron a punto de adelantarse en el marcador en el rechace de un córner que le caía a Rodri, franca en la frontal, pero su disparo se iba por encima de Ivanildo.

El monólogo bembibrense llegaría en la segunda mitad. Las ocasiones empezaban a sucederse y el cansancio hacía mella en las piernas de los jugadores locales. En el minuto 54, Aleixo pudo inaugurar el marcador pero no se esperó el rechace de un saque de esquina que le caía para empujar el balón al fondo de las mallas.

Tuvo que ser a 20 minutos del final cuando Óscar robaba la cartera a la defensa del Villaralbo y asistía para que Aleixo pusiera el 0-1 y la tranquilidad en el equipo de Fernando Ministro.

Poco después el propio Aleixo dispuso del 0-2 pero su testarazo, incorrecto, evitaba la portería de David.

La sentencia del partido llegaba en apenas un minuto. Al paso por el minuto 79, la galopada de Miguel Cabral, al que el defensa fue incapaz de parar, acababa con el esférico en el fondo de la red gracias a su definición magistral. Y tan sólo unos segundos después, de nuevo Miguel Cabral entraba como ‘cuchillo en mantequilla’ para cedérsela a Óscar y que anotase a placer el 0-3.

Los últimos minutos sirvieron para que los nervios del equipo zamorano acabaran con la expulsión de Magui por reiteradas protestas al colegiado. El resultado final de 0-3 sirve de soplo de aire fresco para las águilas que retoman su vuelo y vuelven a mirar a la zona alta.