Leonoticias

Un punto agridulce

Un punto agridulce
  • El equipo virginiano rescata parte del botín en la recta final de un partido que se les complicó desde los primeros compases

Al fin y al cabo, un empate siempre vale un punto, pero dependiendo de las circunstancias este puede saber a mucho más o a mucho menos.

En el caso del CD La Virgen no saben muy bien que lectura hacer del 1-1 cosechado en Ence ante el Mirandés B, rival al que controlaron en todo momento pero al que no pudieron igualar el tanto inicial hasta los últimos minutos.

Los hombres de Roberto Carlos saltaron al césped concienciados de la necesidad de sumar el primer triunfo a domicilio pero pronto las buenas intenciones se esfumaron.

Corría el minuto 7 cuando Prieto ponía el primero para el filial y volvía a hacer que los fantasmas planearan sobre Miranda de Duero para los virginianos.

No perdieron la cara al partido, ni dieron opciones al Mirandés B de crear más ocasiones a lo largo del resto del partido. El equipo verde empezó a meter en su campo a los locales e insistieron en busca del tanto de la igualada que se resistía a llegar.

No fue hasta los últimos minutos cuando, merced a un penalti, Esaú ponía las cosas en su sitio. Era el minuto 84, y los visitantes no tuvieron tiempo para forzar la victoria y volver a sumar de tres en tres.

El CD La Virgen no puede valorar como positivo este punto ya que los rivales de la zona noble siguen ganando y cada vez se aleja más la opción de pelear por los puestos altos.