Leonoticias

CATAR 2022

Holanda demanda a la FIFA por explotación laboral en las obras de Catar 2022

Gianni Infantino, presidente de la FIFA.
Gianni Infantino, presidente de la FIFA. / AFP
  • En septiembre dos empleados se suicidaron en las propias instalaciones que construían

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Federación Neerlandesa de Sindicatos (FNV, por sus siglas en holandés) ha presentado una demanda contra la FIFA por presunta explotación laboral de trabajadores inmigrantes en la construcción de las infraestructuras que acogerán el Mundial de Catar 2022.

La asociación sindical, junto con un empleado de Bangladesh, ha planteado el caso ante los tribunales suizos en base a lo que varias organizaciones defensoras de los derechos humanos han calificado de "esclavitud moderna", precisó el medio de Holanda.

La FIFA aún no ha reaccionado tras la presentación de la demanda el pasado fin de semana, si bien el organismo encargado de regular el fútbol se ha negado en anteriores ocasiones a asumir responsabilidades sobre las condiciones laborales y de vida en las obras de los campeonatos mundiales.

De acuerdo con el estudio encargado por el gobierno catarí a un bufete de abogados en 2013, docenas de trabajadores habían fallecido en la construcción de los estadios. Solo el pasado septiembre, dos empleados se suicidaron en las obras de la competición deportiva

Además, desde que el país árabe se convirtió en sede del Mundial 2022 hace seis años y comenzaron los trabajos en las infraestructuras, la población ha aumentado en 750.000 personas.

Según el profesor de Derecho Internacional en la Universidad de Amsterdam, Geert-Jan Knoops, no existen precedentes de un caso similar, pero la demanda posee una base legal.

"El desarrollo en el derecho internacional permite declarar responsables solidarios de violaciones de derechos humanos a compañías y organizaciones como la FIFA, relacionadas con inversiones en países extranjeros", declaró el profesor al diario "De Volkskrant".

La misma publicación aseguró haber entrevistado a 31 obreros de las infraestructuras del Mundial, de los cuales veinte afirmaron haber tenido que pagar comisiones a agencias de empleo o intermediarios para conseguir el puesto.

Asimismo, todos menos cuatro de los entrevistados indicaron que no habrían viajado a Catar si hubieran conocido de antemano las condiciones laborales.

En diciembre de 2015, el estado árabe aprobó una ley que obligaba a los inmigrantes a obtener su visado de salida del país de manos del propio Gobierno con el objetivo de reducir los abusos.

Sin embargo, la abogada neerlandesa Liesbeth Zegveld, involucrada en la preparación de la demanda, afirmó que los obreros siguen siendo "propiedad" de sus empleadores. "Ellos deciden si los empleados llegan o se marchan, trabajan, comen, duermen o reciben un salario", declaró Zegveld a "De Volkskrant".