Leonoticias

Pasión por La Roja en León

vídeo

El humor no faltó en la grada. / Noelia Brandón

  • Cerca de 6.000 aficionados presencian el entrenamiento oficial de la selección española de fútbol en el que Sergio Ramos y Gerard Piqué se llevaron el protagonismo

Lo reconocía el nuevo técnico de La Roja, era el punto de morbo que le faltaba al debut del seleccionador en partido oficial, y muchas miradas estaban puestas en ello.

La afición leonesa ha respondido a la duda de forma clara. Gerard Piqué ha sido recibido con una sonora ovación que acallaron los ligeros pitos del público que coreó durante varias veces el nombre del catalán para demostrarle su cariño.

más imágenes

  • La ilusión de un Reino

La vuelta de La Roja a León, la segunda vez en catorce meses, ha vuelto a despertar el espíritu más futbolero de la ciudad.

Desde una hora antes, largas colas se formaron en los accesos al Reino de León, que presentó una sensacional entrada para disfrutar del entrenamiento de la selección española.

Pancartas, banderas, camisetas e incluso música al ritmo de castañuelas se pudieron vivir durante la hora que España estuvo pisando el magnífico césped del estadio.

Piqué y Ramos, los más aclamados

Los aficionados corearon en especial dos nombres, el de Ramos y el de Piqué, gestos que ambos agradecieron saludando a la grada.

Ese cariño que los leoneses ofrecen a La Roja en cada visita lo quiso reconocer uno de los jugadores más en forma del combinado nacional, David Silva, quien confesó sentirse muy cómodo en el recibimiento que León había hecho a él y a sus compañeros.

Las gradas vivieron con emoción el entrenamiento del equipo nacional, siguiendo de cerca cada una de las jugadas, remates y regates de los hombres de Julen Lopetegui.

No faltó el humor, con una pancarta que recordaba a Piqué la famosa canción de su mujer, La Bicicleta; u otra que expresaba su amor por Sergio Ramos, a pesar de no salir en El Hormiguero.

Los jugadores tuvieron el detalle de acercarse a la afición al finalizar la sesión, para firmar autógrafos y camisetas a los seguidores. Incluso un niño saltó al campo para abrazarse con De Gea.

La selección ha vuelto a desatar la pasión por La Roja de los leoneses, que tendrán este lunes una nueva oportunidad de disfrutar de sus ídolos en un partido para el que aún quedan 400 entradas.