http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

Unidos por el derbi

Los máximos representantes de Cultural y Valladolid se citan en la misma mesa de la mano de leonoticias y El Norte de Castilla | Antonio Martín, José Lasa, Felipe Llamazares y Carlos Suárez reflexionan sobre el derbi de este domingo

Felipe Llamazarez, Carlos Suárez, Antonio Martín y José Lasa, en el encuentro organizado por leonoticias y El Norte de Castilla. / InésSantos
DANI GONZÁLEZPozuelo de Alarcón

Cultural-Valladolid. Y todo lo que eso supone. Han pasado 42 años desde que León, la capital del viejo reino, no respiraba el aire de un duelo de altura, con mayúsculas. El reencuentro anima el corazón deportivo que late a uno y otro lado. La de este domingo es una cita enorme, de esas en la que los ingedientes desbordan por los cuatro costados.

En su antesala, Cultural y Valladolid se estrechan la mano. Lo hacen sus máximos responsables, en un encuentro abanderado por leonoticias y El Norte de Castilla. La cita, por razones de logística, tiene lugar en Pozuelo de Alarcón, en un lugar muy propicio, quizá simbólico: La Española.

Acuden por la 'parte local' Antonio Martín y José Lasa, ambos consejeros de la entidad blanca, y junto a ellos Felipe Llamazares, su director general. Como 'visitante' Carlos Suárez, presidente del Real Valladolid. Pero en realidad los cuatro juegan en el mismo terreno, son amigos por encima de todo, tienen en el baloncesto un pasado común, creen en el fair play, las estructuras profesionales, mantienen el trabajo día a día como filosofía y entienden la rivalidad como tal, sana, serena y encauzada.

El baloncesto como 'nexo'

En el encuentro, ameno, distendido y enriquecedor, se sincera. Hablan de lo humano y lo divino. Y qué mejor lugar que una mesa para ello. Recuerdan tiempos pasados con un balón naranja como protagonista. Ese ha sido el epicentro del almuerzo que la cúpula de la Cultural y el presidente del Valladolid han utilizado para 'comenzar' con el derbi.

Desde la Copa de Europa que Martín y Lasa ganaron en 1995 con el Real Madrid, a las 'polémicas arbitrales' (en tono jocoso) en las que se veía envuelto Felipe Llamazares cada jornada fueron el preludio de este coloquio entre dos clubes amigos, pese a la sana rivalidad existente entre sus aficiones. El objetivo, claro está, es ganar el domingo... pero de repente aparece el sorteo de Copa: «Otra vez con vosotros... ¡Y en León! Así me invitáis otra vez a comer», espeta Carlos Suárez.

El presidente del Valladolid, leonés de nacimiento, ya lleva 18 años en el cargo y confiesa a sus homólogos culturalistas que ese puesto desgasta. Los más de 29 millones de euros de deuda son un lastre para el club blanquivioleta que, bajo su gestión, va limando poco a poco. Siente envidia sana de la 'deuda cero' de la Cultural, de la que presume Llamazares (no es para menos), y hasta Suárez reconoce que la llegada de Aspire es una 'bendición'.

Prima lo deportivo

Pero pasan de la economía a lo deportivo en un instante. «Qué dinámica más buena lleváis... y qué importantes son en el deporte», sostiene Suárez. «Pero la nuestra no es mala. Mantenemos la racha del año pasado, ese microbio sigue ahí y todos se han impregnado de él. Eso es lo que no me asusta de este partido», añade.

Con esta 'muletilla', rápidamente comienza el 'debate' sobre el duelo autonómico. «Hay rivalidad, es evidente, por mil connotaciones, pero va a ser un partidazo. Bien llevado es bueno», señala Martín. Pero Llamazares insiste en que lo más positivo es que jugar contra el Valladolid siginifica «que estamos en el fútbol profesional, es un acontecimiento social». «Esto es lo bello del deporte, la competitiva sana», apunta Lasa.

Pero es especialmente señalado para Carlos Suárez ya que «es coincidr con el equipo de la ciudad donde nací, con amigos de toda la vida». «Es de las pocas situaciones agradables que me voy a encontrar en 18 años de mandato por el hecho de volver a una época donde no había problemas y éramos felices».

Con esta coletilla, sale a la palestra lo curioso de que cuatro hombres de baloncesto manejen dos clubes de fútbol como la Cultural y el Valladolid. «Son circunstancias», asegura Antonio Martín, pero al haberse criado en el deporte, ve «lógico» que sigan desarrollándose en ese mundo. Y citan otros casos, como Antonio Campoamor, director general del Oviedo en su día, o el hoy presidente de Deportivo de La Coruña, Tino Fernández, que también tuvo pasado en el baloncesto.

Unas relaciones excepcionales

El balón naranja ha servido de nexo de unión entre estos dos clubes que mantienen una gran relación. Así lo recuerda Felipe Llamazares, que pone sobre la mesa el ejemplo del invierno de 2013. «La primera llamada de socorro que hice fue a Carlos Suárez. Le llame en diciembre, el 3 de enero el Valladolid estaba jugando en León. Son unas relaciones estupendas», afirma el director general de la Cultural, que cree que este partido es una «circunstancia agradable» pero en la que van a «ganar».

Por todo esto, Suárez cree que las aficiones van a llevar bien la «rivalidad histórica» entre clubes. «Poco después, nos hizo un favor la Cultu jugando un triangular». Todos coinciden en que a la gente le «apetece» un partido así. «Ojalá seamos muchos, disfrutemos y a la vuelta León nos corresponda», afirma el presidente blanquivioleta.

Martín y Lasa, durante la conversación. / J. Calvo

Coge el testigo Felipe Llamazares, que lanza una flor a la gestión del asunto de las aficiones a los directivos. «Si nosotros transmitimos cordialidad y hermanamiento, las aficiones lo reflejan. Es una rivalidad histórica y siempre habrá quien discrepe, pero la mayoría piensa como nosotros», comenta, antes de dar picante a la conversación: «Esto es una oportunidad de disfrutar ganando a los vecinos... y si pierdes, toca aguantar bromas».

Un sueño cumplido antes de lo esperado

Lo cierto es que en la Cultural pocos imaginaban jugar tan pronto con el Valladolid. «Si hubiera tenido que dibujar en sueños algo positivo, no sería ni el 50% de lo que se ha dado. Hay que disfrutarlo». Antonio Martín añade que «ni el mejor de nuestros guiones era así, todo ha salido a la perfección».

Y vuelven a centrarse en el partido. Llamazares no tiene dudas de que «Toni será ovacionado, es historia de este club» y Antonio Martín cree que será un partido «para disfrutar como espectador». «Son dos equipos con calidad, con el Valladolid como favorito, pero la gente estará tranquila. Si ves mal fútbol, te irritas, si hay calidad, la afición se centra en el juego».

Lasa insiste en que son dos entidades que «siembran bien» y cree que «el partido será un espectáculo». Carlos Suárez apoya la idea de que será un partido «bonito». «Ojalá ganemos. Si tienen que ser ellos... que nos dejen ganar la vuelta y la Copa, para compensar», bromea.

Las apuestas para el derbi

En un encuentro de amigos, con el fútbol de por medio, y un partido que 'enfrenta' a ambos, no podía faltar una porra. El 1 ganó por goleada, claro está, ya que Lasa apostó por el 2-1, Antonio Martín, que piensa que habrá muchos goles, por el 3-2 y Llamazares, que se conforma con todo lo que sea ganar, por el 1-0. Pero Carlos Suárez, claro está, apostó por los suyos, aunque cambió de decisión en el último momento: «Me vale el 0-1 en el minuto 97, ya que no quiero encajar goles. Bueno, pensándolo mejor, tengo que pagar una prima a mis porteros por ser Zamora y siempre hay que mirar por el presupuesto... mejor un 1-2», sostiene entre risas.

Esto es lo que tienen los afables encuentros entre amigos que, por fin, se ven juntos en el mar de la Segunda División, aunque con barcos diferentes. Ahora sus caminos se cruzan y, por un día, dejarán de 'desear lo mejor' a su amigo. Esperarán que los suyos ganen y, a partir de ese día, sonreirán cuando vean que a esa persona, a la que tanto cariño tienen y con la que tanto compartieron en el pasado, le va bien.

Fotos