http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

El técnico sobre la polémica: «Nadie es más importante que el escudo»

Los jugadores celebran un gol./Peio García
Los jugadores celebran un gol. / Peio García

Rubén de la Barrera considera que tiene tanta responsabilidad «el que lo dice como el que lo difunde. El error es importantísimo»

RUBÉN FARIÑASLeón

Sin rehuir de la polémica y cogiendo el toro por los cuernos. Así se mostró Rubén de la Barrera durante la rueda de prensa. Lo hizo dejando fuera de la convocatoria a Yelko y Emi Buendía y lo refrendó ante los medios.

«Hay unos códigos y estos reflejan que ninguna persona es más importante que el escudo y lo que representa», sentenciaba el técnico culturalista.

De la Barrera cree que «todos merecen un respeto: el escudo, la afición y la gente que hace que el club vaya creciendo».

Por ello, la gestión de la situación por su parte ha sido «con naturalidad». «La decisión la tenía tomada, consulté con la plantilla y la convocatoria ha sido la que ha visto todo el mundo».

En todo momento, el entrenador se ha achacado la responsabilidad de la decisión y ésta fue tratada con los capitanes.

«Me resulta muy triste. Es un error importantísimo que pudo responder a muchas cosas. Pero por muy joven que uno sea hay cosas que no se pueden hacer ni pensar», explicó con contundencia Rubén de la Barrera. «Ojalá le valga para aprender, va a quedar señalado aquí y ojalá tenga la mínima resonancia en su carrera. Es un chico que en el fondo es buena gente».

El técnico también señaló a Emi Buendía como responsable de la situación. «Tanta responsabilidad tiene el que lo dice como el que lo difunde». E insistió en que el error es «importantísimo» y espera que ahora se recupere la confianza. «Va a costar olvidar este episodio pero tenemos que defender los intereses de este club, nadie está por encima de eso y lo que representa».

Víctor Díaz, capitán de la Cultural: «Es una situación que no nos gusta a nadie»

El capitán de la plantilla, Víctor Díaz, también ha querido mostrar su sentir con la polémica suscitada por sus dos compañeros.

«Hay una serie de códigos dentro del club, decidimos que lo mejor era esto y eso es lo que ha pasado».

Como capitán y jugador, cree que es una situación «complicada y compleja y no nos gusta a nadie». Ahora, el objetivo de la plantilla es «ayudarles a ellos dos en estos casos y es lo que toca».

Contenido Patrocinado

Fotos