http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

La redención de Samu Delgado

Los jugadores de la Cultural celebran el gol de Samu./Mingueza
Los jugadores de la Cultural celebran el gol de Samu. / Mingueza

El jugador conquense, un año después de sufrir una grave lesión de rodilla, logra marcar en el escenario más emotivo para el culturalismo

DANI GONZÁLEZLeón

Una tarde gris y lluviosa de invierno recibía a la Cultural y Deportiva Leonesa en las rías altas gallegas. El Boiro era el rival de los leoneses en un 12 de febrero en el que la afición culturalista, tras una pequeña dosis de Samu Delgado el fin de semana anterior, ante el Coruxo, esperaba ver más del último fichaje del cuadro dirigido por Rubén de la Barrera, después de unas buenas sensaciones en su debut.

Fue una tarde horrorosa para los intereses culturalistas. En apenas tres minutos, el Boiro se había puesto 2-0 tras un inicio nefasto de los hombres de De La Barrera. Pero el panorama se oscurecería más cuando, en el minuto 12, Samu Delgado caía al suelo emitiendo alarmantes gritos de dolor.

Fue en una jugada en la banda izquierda culturalista. El conquense quería proteger la pelota, pero un mal apoyo le hizo caer y estremecer a los que a su alrededor estaban. Los gestos y los gritos de dolor no hacían prever un diagnóstico halagüeño: Samu Delgado se había roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

A partir de ese momento, comenzó una lucha por volver pronto pero, sobre todo, más fuerte. Momentos buenos y malos, muchas horas de 'trabajo oscuro' y la celebración de un ascenso que, pese a haber disputado apenas unos minutos en esa temporada.

La recuperación se demora

La recuperación se alargó más de lo esperado, pero Samu Delgado es de los que piensa que es mejor dar un paso más corto, pero seguro, que acelerar el ritmo sin la certeza de que no se volverá atrás. Y también es de los que piensa que el duro trabajo acaba teniendo recompensa.

Llegó el día de anunciar su alta médica y deportiva. El 15 de noviembre, en una visita de la Cultural al Museo del Deporte, el manchego anunció que podía volver a entrar en los planes de Rubén de la Barrera. Nueve meses después, Samu estaba listo para regresar al verde.

Esta vuelta tardó todavía un poco más en materializarse. Fue el 17 de diciembre, en el partido entre la Cultural y el Nástic en el que el extremo conquense volvió a sentirse futbolista. Y lo hizo partiendo como titular en un choque en el que los leoneses vencieron 2-0 a los catalanes y volvían a ganar trece jornadas después.

A partir de ahí, su presencia en el juego de la Cultural se ha mantenido estable, sumando titularidades en partidos de tanto nivel como el disputado ante el Oviedo en el Tartiere o el derbi de este sábado en Zorrilla ante el Real Valladolid.

Samu cierra el círculo en Zorrilla

Y ahí fue, a orillas del Pisuerga, donde Samu Delgado encontró su redención. El manchego, en la última jugada de la primera mitad, volvió a marcar un gol, a escasos días de que se cumpla un año de uno de los peores días de su vida, el de la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha en Boiro.

Tras un centro raso de Emi Buendía que trató de rechazar la defensa blanquivioleta, el cuero llegó a Samu que, de primeras, remató y, tras tocar en Calero, el balón entró ante un Masip ya vencido.

Fue un momento de éxtasis para el culturalismo, que vio como su equipo remontaba un 2-0 en contra en apenas quince minutos en casa del eterno rival. La fiesta no sería completa, ya que la victoria se acabó quedando en Zorrilla, pero el círculo de Samu Delgado ya se ha cerrado y se ha quitado una espina de encima a días de que se cumpla un año del momento en el que sufrió la lesión más grave de su carrera.

Contenido Patrocinado

Fotos