http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

«Poner el horario del Cultural-Sporting está hecho queriendo»

Afición del Sporting. / El Comercio

Aficionados sportinguistas y la peña El León Rojiblanco claman contra la decisión de La Liga de colocar este partido el martes 10 de octubre a las 21:00 horas

JAVI BARRIO

Habrá pocos desplazamientos tan atractivos para el Sporting esta temporada como el que plantea el reencuentro, después de muchas décadas de vacío, con la Cultural. Propone un viaje cercano, asequible y la ‘Mareona’ siempre ha manifestado un gusto especial por León, confirmado en los últimos desplazamientos a Valladolid, cuando se evitaba pernoctar en esta ciudad para hacer el gasto en el Barrio Húmedo y sus alrededores.

Cuando salió el calendario, en ese sentido, muchos sportinguistas se frotaron las manos al ver que la cita estaba situada entre semana, sí, pero con la festividad de El Pilar para conjugar el viaje y los días laborales. Pero la Liga va por un camino diferente y, en una decisión controvertida, adelantó el encuentro al martes 10 de octubre, a las 21 horas, con lo que la posibilidad de agarrarse a la fiesta –el jueves 12– se esfumó, provocando un enorme malestar entre la hinchada rojiblanca.

«Llueve sobre mojado. La Liga y Aficionados Unidas no miran por los intereses de los aficionados», clamó este martes Víctor Sánchez, presidente de Unipes, con una postura siempre crítica con estos dos organismos. «La semana pasada los dos repartieron un díptico en El Molinón en el que animaban a la gente a viajar, con toda la información de los campos, pero al final son ellos los que impiden a los aficionados que puedan acompañar a sus equipos a otros campos del fútbol español», lamentó.

La noticia corrió como la pólvora por las redes sociales y muchas peñas llegaron a dar el paso de cancelar sus viajes, pese a que ya habían adelantado dinero para las reservas de los hoteles. Otros aficionados trataron de hacer ruido por ‘Twitter’, con el hashtag #CambiodehorarioCulturalSporting, para intentar forzar a la Liga a que reconsidere su decisión.

«Estamos indignados porque pretendíamos hacer una especie de hermanamiento entre las dos aficiones, que se llevan muy bien desde siempre, y nos lo han machacado. Esto complica mucho las cosas. No sé si hay alguna posibilidad de que se cambie el horario, pero parece complicado», lamentaba Diego Carretero, presidente de la peña sportinguista El León Rojiblanco, que iba a ejercer de anfitriona en el desplazamiento. «A la hostelería leonesa le afecta especialmente porque esperaba con gran impaciencia este día», concluía.

En las últimas temporadas, el mosqueo de la Mareona con la Liga ha ido en aumento. La temporada pasada ya hubo un profundo malestar con la designación de los partidos, entre ellos, el desplazamiento a San Sebastián, fijado para un lunes. «Estoy convencido de que esto se hace queriendo porque no es la primera vez que sucede. No quieren un desplazamiento masivo y es lamentable», abunda Víctor Sánchez.

Temas

Fútbol

Fotos