http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

Cultural-Valladolid: el derbi de dos estilos 'preciosistas'

Los jugadores de la Cultural celebran un gol. / R. Fariñas

Leoneses y blanquivioletas dirimen 42 años después un duelo autonómico en el que buscarán ser el 'rey' del juego de posesión

DANI GONZÁLEZ

Una y otra se ha repetido que es complicado ver a un equipo en Segunda con el estilo de la Cultural y Deportiva Leonesa. Sin miedo de tener la pelota, con paciencia, asumiendo riesgos en defensa y, sobre todo, con lealtad a una idea.

Es complicado, sí, pero no imposible. Y los sucesos han ocasionado que un estilo del mismo perfil, pero con muchos matices que los diferencian, se viva en Valladolid.

El Reino de León será el escenario en el que 'choquen' estos dos estilos, similares pero que dan espectáculo al aficionado neutro. Este domingo (18:00 horas), el coliseo leonés presenciará, a la par que este duelo de amantes del balón, un derbi entre Cultural y Real Valladolid que no se vivía en Liga desde hace más de 42 años.

La previa

CULTURAL
Palatsí; Iza, Iván González, Gianni, Viti; Yeray, Mario Ortiz; Buendía, Señé, Guarrotxena; Rodri
R. VALLADOLID
Masip;; Antoñito, Guitián, Deivid, Nacho; Borja, Luismi, Míchel; Hervías, Salvador, Mata
ÁRBITRO
Figueroa Álvarez (Colegio Andaluz)
INCIDENCIAS
Estadio Reino de León. 13.451 espectadores. 18:00 horas. La Liga 1|2|3 TV

Como en un buen caldo, todos los ingredientes ayudan a que el sabor sea exquisito. Cada detalle que se conoce, se atisba o se descubre de este derbi, le da más color. La rivalidad, innegable, entre leoneses y vallisoletanos con un balón de por medio va acompañada de ese enfrentamiento de estilos atrevidos y entretenidos. A todo ello se unen dos dinámicas positivas que confluyen a orillas del Bernesga y la posibilidad de ambos de seguir ascendiendo puestos en la tabla, algo que, a estas alturas de curso, es ciertamente insignificante.

Todo ayuda a que el domingo no se viva un partido de fútbol en el Reino de León, si no una fiesta del balompié. Tres victorias consecutivas, contando Copa, alumbran la trayectoria de dos equipos que han ido de menos a más, mejorando en su juego y progresando en una idea valiente, arriesgada pero atractiva.

Un momento dulce en la Cultural

Los de Rubén de la Barrera llegan en un momento dulce. Aficionados a ganar sobre la bocina, en Alcorcón demostraron que también les 'gusta' vencer sin tirar tanto de épica.

El momento anímico y físico de la Cultural es envidiable, llegando a un nivel 'pulmonar' excelso al tramo final del choque, siendo así capaces de someter a sus contrincantes para hacerles hincar la rodilla cuando se veían con algo de provecho en el zurrón.

Todo esto ha reforzado la valiente apuesta de Rubén de la Barrera. Paciencia, presión, perseverancia y posesión. Estas son las 'cuatro P' de las que tira el entrenador gallego para imprimir su sello en un equipo en el que le 'crecen los enanos', bien entendida la presión.

Competitividad máxima

Cuando parecía que Buendía, Bastos, Julen Colinas y Antonio Martínez comenzaban a estabilizarse como suplentes, han sacado buenas versiones de su juego. Especialmente ha sorprendido el argentino, con un salto de calidad notable, siendo capital en los dos últimos triunfos de la Cultural.

Ahora la papeleta está en el banquillo, que tendrá que decidir qué momentos elige colocar sobre el césped y cuáles se guarda como as bajo la manga en un partido en el que lo emocional tendrá un papel preponderante.

Un estilo atrevido... por las bandas

El Real Valladolid, por su parte, llegará a León con el propósito de hacer sufrir a una defensa que sigue en crecimiento y desarrollo, pese a su buen rendimiento en el arranque de temporada.

Los blanquivioletas, que también tienen el balón como medio, utilizan 'técnicas' diferentes para hacer sufrir al rival. Si la Cultural es más de buscar los huecos por el centro, el Valladolid encuentra su 'autopista' particular en las bandas.

Bien cubiertas las espaldas con laterales como Nacho y Antoñito, que también tienen recorrido, sus extremos son el pasaporte al área. Desde la banda descolocan, desconciertan y abren las zagas rivales para que los jugadores que llegan por dentro, como Mata, Michel Herrero o Salvador, hagan el resto.

Esto deberá cuidar la Cultural, donde las coberturas atrás cobrarán una importancia capital. Hombres como Yeray, omnipresente en ataque y en defensa, tendrán suma relevancia en este tipo de jugadas.

Los blanquivioletas llegan con la baja de Ángel, mientras que la Cultural no podrá contar con Magallán ni Samu, lesionados de larga duración, aunque el conquense podría regresar en un mes.

El balón echará a rodar y los dos equipos solo tendrán un objetivo: ganar, sumar tres puntos más y dar una alegría a la afición que, en un derbi, sabe mucho mejor.

Fotos