http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

Cultural-Real Valladolid, de la rivalidad al entendimiento

Toni y Señé pelean por un balón./Villamil
Toni y Señé pelean por un balón. / Villamil

El tercer derbi autonómico de la temporada tendrá como seña de identidad el 'trasvase' de jugadores desde Zorrilla al Reino de León

EFE

El duelo autonómico que se vivirá el próximo sábado en el José Zorrilla -tercero de la temporada- entre Real Valladolid y Cultural y Deportiva Leonesa medirá a dos equipos que han pasado en los últimos años de la rivalidad, más por otras cuestiones que las puramente futbolísticas, al entendimiento que se ha traducido en un intercambio de jugadores.

El 'puente futbolístico' entre León y Valladolid ha tenido un fluir continuo durante un mercado invernal que concluye mañana, aunque siempre en la misma dirección, tras las salidas con dirección al Reino de León del defensa Ángel García, el centrocampista Sergio Marcos y el delantero Ibán Salvador.

Los dos primeros, que podrían enfrentarse el sábado a su exequipo y el internacional guineano que se perderá la cita por el acuerdo entre clubes en su cesión, tuvieron un precedente la pasada campaña tras el brillante paso por las filas culturalistas de Toni Villa, protagonista en el ascenso leonés a la categoría de plata y que fue repescado -tras la correspondiente compensación- desde Pucela.

Las cordiales relaciones entre ambas entidades puestas de manifiesto en las últimas temporadas con encuentros amistosos del Real Valladolid en la capital leonesa -entonces en diferentes categorías-, permitieron también que la pasada campaña se abriera una de las gradas del José Zorrilla a la numerosa afición leonesa en un partido fundamental ante el filial blanquivioleta.

Gran desplazamiento desde León

Una afición que, en esta ocasión, afrontará el desplazamiento, hasta ahora, más multitudinario, ya que de momento son ya más de medio millar los aficionados que han retirado sus localidades a pesar del malestar inicial por el precio de las mismas, algo más elevado del que se fijó en la primera vuelta en León.

La cordialidad también se extendió al apartado institucional, que previsiblemente ahora se volverá a repetir, ya que los alcaldes de ambas ciudades, Oscar Puente (PSOE) y Antonio Silván (PP), dejaron también a un lado sus diferencias de ideología, para dar un tono de normalidad a lo que debe de ser una fiesta del deporte castellano y leonés.

De hecho ambos, reconocidos futboleros, seguramente volverán a compartir palco el próximo sábado, deseando lo mejor para sus respectivos equipos, aunque tengan diferentes objetivos deportivos, los locales luchar por el ascenso y los visitantes dar un paso más hacia la complicada permanencia, dada la igualdad que se vive en la categoría.

Además de los mutuos intereses deportivos en este mercado invernal, las interrelaciones entre ambos equipos también tienen otros precedentes como el paso del técnico Rubén de la Barrera por el banquillo del Real Valladolid B, antes de su vuelta a Guijuelo, de donde fue repescado por la Cultural para su ambicioso proyecto culminado con el retorno a Segunda División 43 años después.

Este sábado, cuando se vivirá un duelo que no se produce desde la temporada 74-75 cuando cada equipo venció como local, 2-1 la Cultural y 3-0 el Real Valladolid, con un solo triunfo leonés a domicilio en la categoría de plata en la temporada 43-44 (0-1).

Los precedentes en esta campaña anticipan, al menos por lo visto, espectáculo y goles con el número cuatro como protagonista, después del 4-4 de la ida en LaLiga 1/2/3 tras remontar dos goles los culturalistas, que poco después se despedirían de la Copa del Rey encajando un elocuente 0-4 con ambos equipos plagados de reservas.

Contenido Patrocinado

Fotos