http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

La Cultural rescata un punto ante el Cádiz a base de casta

Los jugadores de la Cultural celebran un gol./Trekant Media
Los jugadores de la Cultural celebran un gol. / Trekant Media

Los leoneses se repusieron a un 2-0 en contra gracias a los goles de Señé y Aridai, tras el punto de inflexión de la entrada de Mario Ortiz en el campo

DANI GONZÁLEZ

Un punto que sabe muy dulce a la Cultural y extremadamente amargo al Cádiz. Los leoneses volvieron a sacar ese coraje que lucieron ante Osasuna, Valladolid o Sevilla Atlético para remontar un 2-0 en los instantes finales y sacar un empate (2-2) de su visita al Ramón de Carranza en un choque que se puso muy complicado para los de Rubén de la Barrera.

2 Cádiz CF

Cifuentes; Carpio, Kecojevic, Villanueva, Brian Oliván; Garrido, Álex Fernández; Salvi (Nico Hidalgo, min. 35), Perea (Abdullah, min. 61), Álvaro García; Carrillo (Barral, min. 75)

2 Cultural

Jesús Fernández; Iza, Gianni, Iván González, Viti (Aridai, min. 69); Yeray, Antonio Martínez (Mario Ortiz, min. 63); Guarrotxena (Colinas, min. 81), Señé, Buendía; Rodri

GOLES
1-0, min. 13, Carrillo. 2-0, min. 30, Iván González, en propia portería. 2-1, min. 74, Señé. 2-2, min. 87, Aridai.
ÁRBITRO
Pizarro Gómez (Colegio Madrileño). Mostró amarilla a Aridai, Viti y a Iván González por parte de la Cultural
INCIDENCIAS
Estadio Ramón de Carranza. 11.680 espectadores. Décima jornada de la Liga 1|2|3.

Los primeros minutos de partido hacían presagiar que no sería un partido para nada cómodo en el cuadro culturalista. El choque comenzó con la Cultural tratando, sin éxito, de dominar la posesión ante un Cádiz que se propuso plantarle cara en este aspecto, pero sin renunciar a su esencia vertical, veloz y de juego por las bandas.

No estaba cómoda la Cultural. No era un secreto, era algo que se percibía a simple vista. La mayor muestra la ejemplificaba Antonio Martínez que, una vez que recibía el balón, oteaba de un lado a otro sin encontrar un pase claro. Poco movimiento, pocos ofrecimientos complicaban el juego leonés.

Reacciones

Nuevo error, nuevo gol

Si a ello se le suma el enésimo error defensivo, el resultado es un gol en contra. Garrido ganó un balón en la medular que rechazó, pero Carrillo, atento, supo ganarle la partida en velocidad a Gianni para encarar a Jesús Fernández y, pese a que el meta culturalista tocó el balón, adelantar a los gaditanos. Los de Cervera habían estado cinco partidos sin marcar pero ante los de Rubén de la Barrera pusieron fin a su mala dinámica en tan solo trece minutos.

El Cádiz se animó y tuvo más ocasiones, una de las más claras en las botas de Salvi con un disparo demasiado cruzado. El tanto también ocasionó que los amarillos dieran un pase atrás, reforzaran su defensa e invitaran a la Cultural a irse arriba para aprovechar los huecos a su espalda.

El balón comenzó a ser blanco, volcando mucho el juego por la banda izquierda de Buendía y Viti. Pero faltaban ideas, claridad, profundidad, ofrecimientos y atrevimiento. Tan solo el argentino y Martínez trataban de hacer algo diferente para sorprender a una sólida defensa gaditana.

Un dosis de infortunio

Pero los de Cervera quería dejar el partido cerrado cuanto antes. Carrillo tuvo una ocasión muy clara tras un gran pase atrás de Álvaro García. Poco después, y tras un parón para que los jugadores se hidratasen, el extremo sería protagonista en el segundo gol local. Un centro de García, tenso y raso a la espalda de la zaga leonesa, acabó en el 2-0 después de que Iván González, en su intento por despejar el peligro, metiera el balón en su propia portería.

Así lo vivimos

Este tanto dejó aún más tocada a una Cultural inoperante en ataque y con escasísimas ideas. El balón volvió a los pies de los leoneses, el peligro no hizo acto de presencia. La mala noticia para el Cádiz llegó con la lesión de uno de sus referentes, Salvi, que tuvo que ser sustituido.

La primera mitad acabó con la única ocasión de peligro de los leoneses, en las botas de Antonio Martínez con un disparo a bocajarro tras un córner sacado en corto. Una Cultural que parecía haber olvidado cómo atacar o, más bien, una Cultural a la que los rivales ya saben cómo desactivar apenas había creado peligro en una primera mitad nefasta para sus intereses.

Intento de reacción sin ideas en ataque

Tras el descanso, mejoró levemente la imagen de la Cultural que, pese a todo, se agarró a individualidades en materia ofensiva. El balón y el control del partido era totalmente blanco, pero seguían siendo los locales quienes creaban más peligro. Solo Emi Buendía, con una gran jugada individual, logró inquietar la meta de Cifuentes.

La Cultural mantuvo su idea y su persistencia y, para dejarlo claro, entró Mario Ortiz al campo, cuya presencia comenzó a cambiar el panorama. Pese a lo complicado que se había puesto sacar un resultado del Ramón de Carranza, Rubén de la Barrera puso todas las cartas sobre la mesa, colocando una defensa de tres con la entrada de Aridai en lugar de Viti.

Señé da esperanzas...

Esta arriesgada apuesta tuvo su premio en forma de gol. Una buena acción de Emi Buendía e Iza por la izquierda, que lucharon una pelota en el costado izquierdo, acabó con un pase atrás que Señé, con un disparo raso y ajustado, pusiera el 2-1. Había esperanza para los de Rubén de la Barrera.

El gol supuso un acicate para los culturalista. En la siguiente jugada, Buendía se metió entre dos defensores amarillos para sacar un disparo con la puntera que repelió Cifuentes. La Cultural estaba apostándolo todo al empate, pero la acumulación de hombres en ataque no acabó con los problemas de claridad de ideas en los últimos metros de los leoneses.

Una y otra vez, al llegar a tres cuartos de campo, las luces se apagaban. Faltaba ese último pase, ese último desmarques, esa definición de un equipo que estaba tiranizando la posesión de la pelota, pero que no estaba sacando rédito de esta situación.

... Aridai completa la remontada

Pero entonces, Señé encontró un boquete en la banda derecha del Cádiz. Cabalgó, subió la pelota y, con el periscopio, encontró ese último pase que llevaba varias jornadas sin dar. Llegando desde atrás apareció Aridai, que paró el mundo, puso pausa y colocó su disparo ajustado al palo derecho de Cifuentes para poner el empate. La casta había vuelto a servir a la Cultural para sacar algo del Carranza.

En los últimos minutos, ambos equipos miraron más para atrás en busca de amarrar el punto logrado y no perderlo. Apenas hubo ocasiones, salvo un disparo cruzado de Barral que atrapó Jesús Fernández, en un partido en el que los leoneses rescataron un punto que, al descanso, parecía impensable.

Fotos