http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

Cultural Leonesa: FIN A 15.426 días de LARGA espera

42 años, dos meses y 24 días después la Cultural y Deportiva Leonesa se prepara para su regreso a Segunda División | La permanencia es el primer objetivo del conjunto capitalino

Marianín, en una imagen histórica de la Cultural.
FERNANDO PÉREZ SOTOLeón

Un total de 42 años, dos meses y veinticuatro días después, la Cultural y Deportiva Leonesa volverá a la categoría de plata, una Segunda División que abandonó un 25 de mayo de 1975 y que, desde entonces, nunca volvió a saborear, incluso con dolorosos descensos a Tercera División.

Cuando este viernes salte al césped del estadio "Artés Carrasco" para enfrentarse también a otro equipo recién ascendido como el Lorca, habrá transcurrido la friolera de 15.426 días "penando", como insisten muchos de los recalcitrantes culturalistas, entre la Segunda División B, donde es el equipo con mayor número de temporadas en esta categoría y la Tercera División.

'La Puentecilla'

Quizá una gran parte de los actuales aficionados del equipo leonés ni habían nacido cuando su "Cultu" empezó el declive del que ha tardado en salir más de cuatro décadas, a caballo incluso entre dos siglos.

Otros tantos tendrán un poco difusa en la memoria aquel 25 de mayo del año 1975 en el que el Castellón -actualmente también en horas bajas- visitaba el ya demolido estadio "Antonio Amilivia", con anterioridad "La Puentecilla", despidiendo una temporada de infausto recuerdo con un triunfo 1-2, que culminaba con el descenso en la posición de colista para los leoneses.

Desde entonces, muchos proyectos deportivos, unos más ambiciosos que otros en lo económico y, sobre todo, varias crisis que a punto estuvieron de poner fin a la trayectoria de un club -actual Sociedad Anónima Deportiva- que pronto cumplirá el centenario.

Situaciones críticas

La situación más delicada está reciente en el tiempo, por un lado el descenso administrativo de la Cultural y Deportiva Leonesa a la Tercera División en 2011 por el impago a la plantilla y cuerpo técnico.

Con esta precariedad, el equipo fue capaz de volver a Segunda División B, su sitio natural en las últimas décadas, pero aun así la espada de damocles seguía pendiendo sobre una entidad en concurso de acreedores que estaba a punto de poder entrar en disolución antes de la llegada del capital catarí, a través de la Academia Aspire.

Los nuevos accionistas mayoritarios, con más del 99 por ciento, liquidaron la deuda acumulada con administraciones y acreedores, para iniciar un despegue que, primero les ha conducido a una categoría de plata desconocida, ya que en la anterior etapa la Cultural nunca militó en la actual Liga de Fútbol Profesional.

Afianzarse en la categoría

Pero los sueños y aspiraciones de los nuevos gestores no solo se centran en asentar el equipo en la Liga 123, como primer objetivo, sino que incluso se marcan, como gran incentivo, el asalto a la máxima categoría donde el salto en el tiempo para la entidad es aún mayor ya que la única presencia se produjo en una muy lejana temporada 1.955-56.

Ese es el reto, aunque, como siempre han insistido desde el Consejo de Administración "con los pies en el suelo", pero intentando que esta vuelta a Segunda División, 15.426 días después, "no sea de paso, sino para afianzarse", según señalaba en su momento el exinternacional de baloncesto Antonio Martín, miembro del consejo asesor de la Cultural y Deportiva Leonesa SAD.

Fotos