http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

La Cultural, con mucho balón, escasa finalización

Rodri pugna por un balón con Zozulia./Peio García
Rodri pugna por un balón con Zozulia. / Peio García

El conjunto leonés, que suma seis partidos sin ganar, sufre un mal común en estos seis encuentros: domina la posesión pero apenas crea ocasiones

DANI GONZÁLEZ

Posesión estéril es un concepto en el fútbol que explica la situación en la que un equipo acapara el balón pero apenas es capaz de crear peligro pese a monopolizar la pelota. Y esta es la 'enfermedad' que está padeciendo la Cultural en las últimas semanas.

El estilo del conjunto leonés, sustentado en la tenencia del balón, no ha perdido su esencia. Pero sí su mordiente, su pegada, su capacidad de hacer daño y de inquietar a la meta rival.

Y así lo demuestran los datos, un elemento objetivo y muy clarificador en este tipo de situaciones. En este bache que vive la Cultural, que no gana desde el 17 de septiembre, cuando venció 3-2 al SD Huesca, las ocasiones y el peligro han brillado por su ausencia.

La posesión no se negocia

En estos seis partidos en los que la Cultural no ha logrado ganar en la Liga 1|2|3, la posesión ha sido de color blanco. Este dato se ha incrementado notablemente en las dos últimas jornadas,ante Cádiz y Albacete, llegando a niveles muy altos en la tenencia del balón.

Siempre con datos favorables en cuanto a posesión de la pelota, las ocasiones han brillado por su ausencia. Curiosamente, el partido con menos porcentaje de tenencia de balón de estos últimos seis, ante el Almería (52%), es el choque en el que más ha disparado el cuadro leonés (nueve).

Datos raquíticos en el plano ofensivo

La media en estos últimos seis partidos refleja una posesión media del 60% de la pelota para la Cultural que apenas ha logrado 2,5 tiros a puerta de promedio por partido y casi seis disparos por choque. Estos datos contrastan con los disparos recibidos, 8,3 por partido de media, y los tiros a puerta recibidos, tres por encuentro en estas últimas seis jornadas.

Mucha posesión, escaso peligro y más disparos y ocasiones recibidas que creadas. Hay determinados partidos que son el ejemplo más claro de esta situación. La visita a Vallecas, con un 57% de posesión y un solo disparo en todo el partido, por 12 recibidos y un resultado final de 3-1 favorable al Rayo refleja esta situación.

Y, sin duda, el choque de este lunes ante el Albacete. Con la posesión más alta de lo que va de temporada en la Cultural, un 71% que al término de la primera parte fue del 76%, los de Rubén de la Barrera solo lograron disparar en cuatro ocasiones, dos de ellas a puerta. En cambio, recibieron once tiros, cinco de ellos entre palos.

Un estilo incuestionable pero que los datos reflejan que ha perdido fuelle en la faceta ofensiva. La Cultural aqueja una enfermedad: posesión estéril. Las ocasiones brillan por su ausencia, el peligro apenas aparece y todo ello pese a que el guión del choque es, a priori, el que interesa al conjunto leonés.

Temas

Fútbol

Fotos