http://static.leonoticias.com/www/menu/img/cultural-desktop.png

Éxtasis de fe y épica en el Reino de León

Yeray celebra el 2-1.
Yeray celebra el 2-1. / Peio

Los hombres de Rubén de la Barrera levantan un 2-4 en contra para lograr sacar un punto en el duelo ante el Valladolid | Los leoneses se adelantaron en dos ocasiones, pero el cuadro blanquivioleta, con dos penaltis a favor, supo rehacerse

DANI GONZÁLEZ

Emoción. Goles. Penaltis. Épica. Diversión. Todo esto ha entrado en la coctelera del derbi y el resultado que ha salido fue una maravilla. La Cultural ha rescatado un punto tras adelantarse dos veces, pero estar a 15 minutos del partido con goles de desventaja. Los leoneses han firmado un 4-4 espectacular ante el Real Valladolid en uno de los partidos más vibrantes que se recuerdan en el Reino.

4 Cultural

Yasser; Yeray, Iza, (Viti, min. 60), Mario Ortiz; Buendía, Señé, Guarrotxena (Aridai, min. 80); Rodri

4 Real Valladolid

Masip; Antoñito, Deivid, Guitián, Nacho; Luismi, Borja; Hervías (Toni, min. 77), Míchel (Óscar Plano, min. 59), Salvador (Anuar, min. 82); Mata

GOLES
1-0, min. 10, Guitián en propia puerta. 1-1, min. 37, Mata de penalti. 2-1, min. 50, Yeray. 2-2, min. 60, Guitián. 2-3, min. 65, Hervías de penalti. 2-4, min. 69, Mata. 3-4, min. 79, Rodri. 4-4, min. 83, Señé.
ÁRBITRO
Figueroa Álvarez (Colegio Andaluz). Mostró amarilla a Yasser, Iván González y a Guarrotxena por parte de la Cultural y a Mata por parte del Real Valladolid.
INCIDENCIAS
Reino de León. Cuarta jornada de la Liga 1|2|3. 10.767 espectadores.

Comenzó el Valladolid con cierta superioridad ante una Cultural que volvía a probar con el 3-3-3-1 que tan buen resultado dio en Alcorcón. Yasser debutó en el cuadro leonés formando la línea defensiva con Gianni e Iván González, instalándose ya Iza en el centro del campo.

Los de Sampedro comenzaron algo mejor, pero la Cultural carburó rápido. Presión y posesión eran el arma culturalista para dar la vuelta a la situación que pronto fue favorable para los de Rubén de la Barrera en, quizá, los mejores minutos de lo que va de temporada.

Tuvieron el premio del gol estos instantes de plenitud culturalista. Señé cogió un balón en la frontal, se adentró en el área para poner un centro tenso y raso que Guitián, en su empeño de despejar, introdujo en su propia portería.

Los números

Rodri no mata el partido

Buendía y Señé estaban desesperando a un defensa blanquivioleta que no tuvo más remedio que parar el juego con faltas. Una y otra vez, la Cultural rompía sus líneas y la sensación de que el segundo gol podía llegar en cualquier momento sobrevolaba el Reino de León. La ocasión apareció: Señé se fue de Antoñito y el defensor vallisoletano pisó al catalán justo en la frontera del área. El árbitro decretó el penalti pese a que el contacto se produjo, por centímetros, fuera. Rodri se encargó de disparar y Masip lo detuvo.

Esto no paró a la Cultural, que siguió con su incontestable dominio del partido. Balón, balón y balón. Esa era la receta de Rubén de la Barrera para atacar y defender. Pero el Valladolid se vio empujado anímicamente por el penalti marrado por su exjugador y, poco a poco, fue creciendo.

Hervías e Iban Salvador comenzaban a poner en apuros a la defensa leonesa. Su verticalidad y su velocidad eran un peligro, y las llegadas comenzaron a producirse, aunque sin demasiado peligro. Pero el empate acabó llegando. Mata recogió un balón en banda, se fue de Gianni y el holandés le derribó en el área. El propio nueve blanquivioleta disparó desde los once metros y, pese a que Palatsí rozó la pelota, el marcador se equilibró.

Al detalle

Yeray celebra su gol, una aficionada anima a su equipo y Julen Colinas aplaude a los aficionados a la conclusión del encuentro ante el Real Valladolid. / Peio García

Tras este tanto, el Valladolid sometió durante unos instantes a la Cultural, en los que el cuadro de Rubén de la Barrera tuvo que tirar de garra y sacrificio para mantener el empate aunque Guarrotxena pudo ponerse por delante en una jugada en la que se llenó de balón.

Yeray adelanta de nuevo a la Cultural

La segunda parte arrancó con imprecisiones por parte de ambos equipos, pero un acierto en el conjunto leonés. Un gran pase de Iza a la frontal del área acabó en el 2-1 con un soberbio disparo de Yeray que entró por la escuadra de Masip. La locura regresaba a la grada del Reino de León.

Y de la grada bajó al césped. El Valladolid comenzó a presionar con más intensidad y con más altura a la Cultural, lo que hizo que los leoneses sufrieran a la hora de sacar la pelota.

Un desastre para la Cultural

El desastre leonés no se veía venir, pero acabó llegando. El Valladolid volvió a empatar en un fallo defensivo de los de Rubén de la Barrera. En un córner sacado en corto, Guitián remató solo para poner la igualada en el partido. A partir de aquí, solo comenzaron a suceder cosas en contra de los intereses de la Cultural.

Poco después, se vivió una de las situaciones más curiosas del partido. Iván González derribó a Mata cuando encaraba a Palatsí y el árbitro decretó penalti y expulsión. El central había tropezado, o eso interpretó el linier, que aconsejó al juez principal que enmendará esa acción y la dejara en amarilla. Así fue, pero Hervías colocó el 2-3.

La Cultural se fue a por todas, con lo que ello conllevaba: huecos a la espalda. Y uno de esos espacios lo aprovechó Mata para dejar atrás a Iván González, regatear a Palatsí y poner tierra de por medio.

Nunca dejan de creer

La apuesta de Rubén de la Barrera fue total. El espíritu de Osasuna y el de Sevilla era el clavo al que agarrarse. Colinas entró en lugar de Iván González en un cambio claramente ofensivo. La fe es una de las bazas de este equipo que volvió a tirar de ella. Una gran jugada individual de Emi Buendía, en la que se internó en el área, acabó con un remate de Rodri para recortar distancias.

La esperanza volvio. ¿Por qué no otra vez? El balón cayó en los pies de Señé tras otra excepcional maniobra de Buendía. El catalán se fue de su par, se escoró y mandó un misil a la ilusión vallisoletana. Señé puso el 4-4 con un golazo que fue el detonante de éxtasis en el Reino.

Espoleados por la épica, por aquello que se podía soñar pero que pocos podían pensar que se podría ver de nuevo, la Cultural rozó el 5-4. En una falta botada por Buendía, Gianni estuvo a punto de completar la gesta, pero un paradón de Masip evitó el gol.

La tuvo el Valladolid, con un paradón de Palatsí. Mata se quedó solo en el descuento ante el meta castellonense, pero el portero culturalista se hizo grande y cerró cualquier hueco al delantero madrileño.

Finalmente, un punto para cada uno en un partido lleno de emoción, goles, tensión y diversión. Cultural y Valladolid ofrendaron al fútbol un partido de altos quilates, con multitud de goles, vueltas inesperadas al encuentro y un sentimiento en ambos equipos de haberlo dado todo.

Fotos