Leonoticias

Cultural y Deportiva Leonesa

La batalla no cierra la guerra

video

Julen Colinas disputa un balón ante el Racing. / Peio García

  • Cultural y Racing firman un empate sin goles en el que los leoneses tuvieron las ocasiones más claras y en el que se impusieron las defensas | La victoria del Celta B en Tudela deja la lucha por el liderato más viva que nunca

Era un duelo de estilos. Así se había vendido el partido, ese era el cartel de este magnífico espectáculo. El amo del balón contra la fortaleza y la pegada. Y los derroteros del encuentro no fueron por otro lado. Pero el combate acabó sin heridos ni vencedores, sin ganadores ni derrotados. El 0-0 mantiene a la Cultural como líder, sirve de 'simulacro' de playoff y demuestra que León quiere fútbol con un apoyo incuestionable a su equipo.

  • Empate en el Reino

  • Un reino de gente

La Cultural, fiel a su esencia, salió con ganas de protagonismo, con la pelota como medio y fin. El Racing, más resguardado, encomendaba su devenir a una buena defensa y al acierto de sus dos killers, Aquino y Prats. En los primeros minutos un control de vigilancia el que ejercían los de Rubén de la Barrera. Si tenían el balón, el Racing no podría crear peligro. Así fue, y la primera mitad de la primera parte fue de claro color blanco.

El balón pasaba de unos pies a otros, siempre con la camiseta blanca por encima. Pero apenas se inquietaba a Iván Crespo. La telaraña tejida por Viadero lo impedía, la fortaleza de los centrales verdiblancos y las ayudas de Beobide cortocircuitaban las ofensivas leonesas.

Las bandas, clave

Había que buscar alternativas. Ante el potencial físico de los santanderinos, la velocidad era un buen remedio. Las bandas comenzaron a cobrar protagonismo y Gallar tuvo el primer aviso en sus botas con un disparo flojo a las manos de Crespo.

El Racing poco a poco despertaba y, a través de Héber Pena, creaba una sensación de inseguridad. Nada más que eso, porque lo de Viadero no tiraron a portería en la primera mitad. Pero el corazón de León latía algo más rápido cuando el gallego atacaba por su costado, pese a que Bastos siempre le tuvo bien atado.

Centros y más centros fueron el único amago de golpe racinguista en una primera mitad desesperante para Aquino y Prats, que apenas tocaron balón. Bien armada, la Cultural no solo supo llevar la manija del partido, también de tener los esporádicos ataques visitantes.

Primer arreón leonés

En los últimos minutos de la primera mitad tuvo más ocasiones la Cultural. Un balón largo para Gallar en una contra fue el momento en el que más cerca estuvo el gol, pero Crespo, atento, despejó el balón. Poco después, un centro raso de Viti hacia Benja, mal despejado por Mikel Santamaría, estuvo a punto de complicarse. Crespo, ante la presión del nueve culturalista, no fue capaz de atrapar el balón y la zaga cántabra acabó desbaratando el peligro.

Y de un embrollo en una área a la otra. El Racing solo oteó el gol en un fallo leonés. Viti trató de despejar, el balón rebotó y cayó en los pies de Iván González. Pero apareció Prats, se llevó el balón y quiso recortar al madrileño que, muy atento, le estorbó para que no pudiera rematar.

Igualdad en la forma de plasmar dos estilos contrapuestos. Los dos mejores equipos de la categoría estaban dejando claro que, en lo suyo, son insuperables. El segundo asalto debería decidir cuál de las dos filosofías merecía los tres puntos o, sin merecerlos, se los llevaba.

Reanudación fulgurante

En la segunda mitad, ambos se vieron apurados. El empate no servía de mucho, había que ganar. Por ello, ambos fueron para arriba. Llegaron las primeras ocasiones, las más claras de lado leonés. Viti, un puñal por banda, sirvió un balón para Gallar que el catalán mandó fuera por poco. Fue el primer '¡uy!' en el Reino de León, incluso alguno cantó el gol ya que la oportunidad fue manifiesta.

El dominio seguía siendo local, pero el Racing logró ver puerta por primera vez. Aquino, con un flojo testarazo, realizó el primer disparo entre los tres palos de los cántabros.

Arriesgaron un poco más los dos equipos, especialmente la Cultural que mandó su segundo gran aviso. Julen Colinas, tras un pase atrás de Bastos, quiso ajustar demasiado el disparo y se fue fuera. A esta ocasión respondió inmediatamente Aquino con un disparo desde la frontal que despejó Palatsí.

Aquino activa al Racing

El delantero tiró de los suyos cuando peor lo estaban pasando y dio la vuelta a la tortilla. El Racing comenzó a achuchar, la Cultural a sufrir. Pero sacó su cara de más oficio, de más trabajo, de más solvencia. Supo sufrir, supo despejar peligro, supo defenderse en el juego aéreo. Supo sobrevivir al arreón cántabro.

En los últimos minutos el partido se apagó levemente. Los dos no estaban disconformes con el empate, no querían perder lo ya conquistado. La nota negativa la puso Gianni, que acabó lesionado el partido y tuvo que ser sustituido.

La Cultural sigue líder. Queda una jornada menos y los leoneses siguen en lo alto. El Reino de León sigue siendo inexpugnable y la afición ha dado el paso que se esperaba de ella, creando un ambiente de gala para empujar a los de Rubén de la Barrera hacia ese playoff que ya está en el horizonte.