Leonoticias

Cultural y Deportiva Leonesa

La fortuna mantiene al líder

fotogalería

Los jugadores de la Cultural defienden un balón aéreo. / Alberto Aja

  • La Cultural y Deportiva Leonesa consigue un sufrido empate ante un Racing de Santander que fue muy superior a los leoneses y dispuso de hasta cuatro lanzamientos a los palos de la portería de Guillermo Vallejo

La diosa fortuna sonríe a los mejores normalmente, y esta noche en El Sardinero lo ha vuelto a hacer. No fue el mejor partido de la Cultural, no hubo el juego vistoso de otros días pero el objetivo se logró a base de sufrimiento.

El equipo de Rubén de la Barrera ha mantenido el liderato, apenas 70 horas después de enfrentarse al Real Madrid, con el equipo 'en cuadro' por el trabajo del miércoles, el cansancio haciendo mella en las piernas pero superando las adversidades para demostrar que si son líderes es por algo.

Racing de Santander y Cultural y Deportiva Leonesa han empatado (1-1) en el campo cántabro en un partido que tuvo a los locales como claros dominadores.

Se adelantó muy pronto la escuadra leonesa, por mediación de Julen Colinas de chilena en el minuto 4; empataba el Racing mediado el primer acto y, a partir de ahí, el equipo santanderino maniató a los visitantes que se tuvieron que remitir a defender y buscar una contra que nunca llegó.

Sonaba la Fuente de Cacho cuando los dos equipos saltaban al césped del Sardinero. Eran sones de partido grande, e incluso de otra categoría.

La Cultural salía arrolladora a los Campos de Sport, lanzando tres saques de esquina en apenas 100 segundos.

Gol de la Cultural nada más empezar

La reacción del Racing no tardaba en llegar y Dani Aquino, el mejor hombre de los locales, remataba un balón que Gianni sacaba bajo palos para evitar el primero de la noche. De ese rechace la pelota le caía a Julen Colinas, que jugaba con Ángel Bastos para ceder el balón al lateral y que este picara el balón ante la salida de Iván Crespo; el esférico se fue directo al travesaño y el rechace lo aprovechó Colinas para, de chilena, remachar el balón y mandarlo al fondo de las mallas. Apenas había empezado el partido y los hombres de Rubén de la Barrera se adelantaban en el Sardinero.

El tempranero gol leonés no achantó, ni mucho menos, al Racing de Santander. Los locales quisieron demostrar por qué están dónde están en la clasificación.

Los racinguistas maniataron a la Cultural, algo poco común durante la temporada. Caye Quintana caía derribado en el área y, poco después, Dani Aquino en la frontal; ambos reclamaron una sanción que nunca llegó y que empezó a encender los ánimos de la grada.

En el minuto 9 el Racing dispuso de una clara ocasión de gol. El ‘torito’ Aquino obligó a Guillermo a hacer una gran parada y el rechace le caía a Álvaro Peña que mandaba el balón fuera.

El ambiente se caldeaba con el arbitraje y las continuas aproximaciones santanderinas. El colegiado gallego optó por expulsar a Ángel Viadero, por las continuas protestas a García Martín.

La Cultural sufría y encaja gol

Tanto iba el cántaro a la fuente que los locales terminaron por reventarlo. Una pelota tocada para Llorca, era rematada por el central al palo contrario y ahí aparecía Caye Quintana para empujar a la red el gol del empate. Era el minuto 26 y todo estaba como había empezado.

La Cultural seguía noqueada y el tanto racinguista no le hizo reaccionar. Álvaro Peña, a la media hora de juego, probó de nuevo a Guillermo con un tiro intencionado.

El tsunami verdiblanco terminaba en los últimos cinco minutos del acto. De hecho, Benja tuvo en su cabeza, a centro desde la izquierda de Fornies, el poner por delante a su equipo, pero su remate se fue desviado.

La última ocasión fue para Gallar, quien tras deshacerse de varios rivales en slalom, optó por un tiro tímido que Iván Crespo atajó sin problemas.

La segunda mitad no mejoró las sensaciones del partido. Nada más comenzar, Dani Aquino se topaba con la cruceta de la portería culturalista, tras hacerse hueco en el balcón del área y probar fortuna con un extraordinario lanzamiento.

En el minuto 53, Guillermo Vallejo tuvo que reaccionar ante un balón colgado por Óscar Fernández y que iba directo hacia su portería. Poco después, quiso despertar la Cultural y consiguió dar un susto a Iván Crespo que tuvo que salir a los pies de Benja, tras una asistencia de Jorge Ortí.

Aquino fue una pesadilla

El ‘torito’ Aquino seguía a lo suyo y volvía a encontrarse con el travesaño. Ángel Bastos se comía un balón a su espalda, hasta ahí llegaba Córcoles y su centro, libre de marca, llegaba para el punterazo del delantero racinguista que se iba al palo.

Los nervios que el equipo leonés evidenciaba en el campo llegaban hasta el banquillo y Rubén de la Barrera era expulsado por el colegiado gallego del partido.

Al paso por el 65 de juego, Guillermo tuvo que emplearse al máximo para evitar que un disparo de Aquino desde el interior del área se fuera al fondo de las mallas, y el rechace, que le caía a Óscar Fernández, no pudo ser aprovechado por el extremo que disparó alto.

La Cultural trataba de tocar la tecla correcta y metía en el campo a Víctor Díaz por Julen Colinas para pasar a jugar con tres centrales y dos carrileros, buscando sufrir menos y llegar arriba con velocidad.

El objetivo parecía lograrse ya que el Racing no ponía tan en peligro la portería de Guille Vallejo con el paso de los minutos. Los santanderinos parecían acusar el cansancio de la presión e intensidad que mostraron durante todo el partido.

Últimos arreones de sufrimiento

El objetivo parecía lograrse ya que el Racing no ponía tan en peligro la portería de Guille Vallejo con el paso de los minutos. Los santanderinos parecían acusar el cansancio de la presión e intensidad que mostraron durante todo el partido.

Pero el equipo local todavía tenía fuerza para el último arreón. Laro, recién entrado en el partido, remataba de cabeza al larguero, al adelantarse a la salida de Guille, tras una asistencia de Dani Aquino. Y en el minuto 88, Héber Pena chutaba desde dentro del área al portero culturalista que ponía las manos para enviar a córner.

La Cultural buscó la suya a la contra pero Crespo tapó a la perfección su portería para evitar la reacción de Ortí cuando se plantaba ante el cancerbero racinguista.

Finalmente, el empate fue inamovible y los leoneses lo celebraron por todo lo alto por conseguir mantenerse en lo más alto de la clasificación. La fortuna se alió con la Cultural y permite que el primer puesto no se escape ante un gran Racing de Santander. Ahora espera el Palencia, el miércoles en el Reino de León, y por delante cinco días para recuperar las piernas de un equipo muy castigado por el calendario pero que sigue a lo suyo, sigue líder y camino con paso firme como equipo invicto.