Tour de Francia

El Tour empieza con el abandono de Valverde y el maillot amarillo para Thomas

Geraint Thomas, en la primera etapa
Geraint Thomas, en la primera etapa / Reuters

Froome le da el primer golpe a la carrera en una crono de sólo 14 kilómetros en la que consiguió más de medio minuto de ventaja sobre Contador y Quintana

COLPISA/AFP

El Tour de Francia empezó este sábado con una jornada lluviosa en Düsseldorf, donde la primera etapa, una contrarreloj de 14 kilómetros, fue ganada por el británico Geraint Thomas (Sky) y donde sufrió una caída seria el murciano Alejandro Valverde (Movistar), que tuvo que abandonar. Con este adiós prematuro, el colombiano Nairo Quintana pierde a su teóricamente principal apoyo, lo que puede perjudicarle en su estrategia de pelear por la general. «Es muy difícil, es una persona muy importante y un gran compañero. Deseo que no sea nada importante. Es una lástima que su carrera termine así», afirmó Quintana tras cruzar la meta.

Valverde se fue al suelo en una curva y se golpeó con las barreras protectoras y fue evacuado en ambulancia a un hospital. «Lamentablemente, Alejandro Valverde no podrá continuar en carrera. Qué tristeza terminar un Tour el mismo primer día», escribió el equipo Movistar en Twitter, añadiendo que el corredor murciano fue trasladado al hospital para «evaluar posibles fracturas» tras sufrir «cortes en la pierna y un fortísimo golpe en el costado».

Horas después, el primer diagnóstico, también comunicado por el Movistar, confirmaba una fractura en la rótula. El segundo, poco después, añadía la rotura en el astrágalo del pie izquierdo y un «profundo corte en la tibia sin afectación muscular». «Los plazos de recuperación que maneja el cuerpo médico de Movistar Team complican, en principio, que el ciclista murciano compita en lo que resta de temporada», explicó.

Más información

Valverde, que subió una vez al podio en el Tour de Francia (3º en 2015), había insistido en las semanas previas a la 'Grande Boucle' que su gran objetivo en esta edición era ayudar al éxito de Quintana en la clasificación final «y nada más», descartando cualquier ambición de resultado personal. Con esta baja, Quintana, dos veces segundo del Tour y una vez tercero, sufre un varapalo importante en su estrategia para esta edición, en la que el Movistar tendrá que afrontar las tres semanas con esa importante ausencia.

Valverde se cayó en el mismo lugar en el que también perdió el equilibrio y tuvo que abandonar otro corredor español, Ion Izagirre, de 28 años, tercero recientemente en la prueba en ruta del Campeonato de España y que se presentaba como líder del Bahrain, equipo que le fichó este año procedente del Movistar para asumir los galones de líder en algunas pruebas. También se cayeron en esa zona otros corredores como el francés Tony Gallopin.

A sus 37 años, Valverde ganó esta temporada la Vuelta a Cataluña y la Vuelta al País Vasco, entre otros éxitos. En abril logró además un 'doblete' en dos clásicas importantes, la Flecha Valona y la Lieja-Bastoña-Lieja. Su abandono eclipsó en gran medida la primera etapa, en la que triunfó Geraint Thomas, compañero de equipo de Froome, al imponerse con 5 segundos de ventaja sobre el segundo, el suizo Stefan Kung (BMC), mientras que el bielorruso Vasil Kiryienka (Sky) fue tercero a 7 segundos. El alemán Tony Martin (Katusha), ante su público, fue cuarto a 8 segundos del ganador.

     

Froome marca distancias

Froome fue el primero este sábado entre los teóricos favoritos al título en el Tour, con un sexto puesto, a 12 segundos de su compañero Thomas. El australiano Richie Porte (BMC) fue 48º y cedió 35 segundos con respecto a Froome, mientras que el colombiano Quintana (Movistar) fue 51º y perdió 36 segundos ante Froome. Peor le fue el primer día al español Alberto Contador (Trek), que fue 68º, con lo que ve cómo el vigente campeón del Tour le saca ya 42 segundos. Froome fue por lo tanto el favorito que salió más reforzado del inicio del Tour.

«La victoria de Geraint Thomas es algo estupendo para el equipo. ¡Estupendo, estupendo! He trabajado mucho la contrarreloj en las tres últimas semanas, después del Dauphiné. Y me ha ido bien, he conseguido un buen tiempo», analizó el británico. Porte, por su parte, explicó que había sido «prudente en las curvas», aunque admitió que este sábado había estado «nervioso y tenso» y que esperaba un resultado «un poco mejor».

La lluvia, como anuncian las previsiones meteorológicas, fue la invitada inesperada a la salida del Tour 2017. Con un fuerte dispositivo de seguridad para evitar atentados, el público acudió en gran número para seguir la carrera, aunque no llegó a ser más numerosos que en las salidas en el extranjero en otras ediciones, como las de Londres (2007), Rotterdam (2010) o Utrecht (2015).

Geraint Thomas, de 31 años, se vistió con el primer maillot amarillo del Tour de su carrera. El galés, doble campeón olímpico de ciclismo en pista (persecución por equipos, en 2008 y 2012), tiene en su palmarés el triunfo final en la París-Niza de 2016. En el pasado Giro de Italia llegó con la etiqueta de líder del Sky, pero tuvo que abandonar mediada la ronda por una caída.

El domingo, la segunda etapa unirá Alemania con Bélgica, de Düsseldorf a Lieja. La llegada es en principio favorable para una victoria al esprint.

Ion Izagirre también abandona

Fotos