León se queda con la miel en los labios

El ciclista celebra la victoria./
El ciclista celebra la victoria.

La jornada final de la XXVIII Vuelta Ciclista a León dejó todo como estaba con el sudafricano Willen Jakobus como vencedor final de una carrera en la que López Cozar y Roberto Méndez lo escoltaron en el podio

LEONOTICIAS

No hubo cambios. La jornada final de la XXVIII Vuelta Ciclista a León dejó todo como estaba con el sudafricano Willen Jakobus como vencedor final de una carrera en la que López Cozar y Roberto Méndez lo escoltaron en el podio.

No hubo cambios en la general, pero no porque no lo intentaran los ciclistas, sobre todo en la parte final de la carrera, después de unos kilómetros de tanteo que se acabaron al pasar por primera vez por Villablino. Roberto Méndez estaba con ganar y el berciano lo intentó en cada ocasión que la carretera se ponía mirando al cielo de Laciana.

En la primera subida a Rabanal de Arriba seleccionó el grupo, dejando a más de medio pelotón fuera de juego y camino de Los Bayos hizo el resto. Se fue en cabeza ara asegurarse el triunfo en la clasificación de la montaña y puso contra las cuerdas del líder que se había quedado sin compañeros de equipo.

Era un momento clave, pero el viento se puso en contra del leonés. Soplando de cara era un suicidio seguir peleando. Méndez se dejó cazar y el frenazo en cabeza sirvió para que el líder recibiera por detrás a un compañero. Fue el momento que el campeón de España, Sergio Rodríguez, aprovechó para irse en cabeza con Bakumenko a quien dejó en los kilómetros finales. El tercera clasificado de la ronda leonesa de 2015 lograba el triunfo de la etapa final, un minuto largo por detrás del grupo de favoritos que entraban todos juntos después de que Roberto Méndez lo volviera a probar en la subida final, pero con más fe y corazón que piernas.

Al final, triunfo de para Jakobus y podio para el leonés que mostraba su satisfacción a medias. «Lo he dado todo, pero no ha podido ser. Lo intenté en Los Bayos, pero el aire no me dejó avanzar más y en la subida final ya era imposible, lo mismo que en esta recta de meta. Me quedo con un sabor agridulce, pero prefiero pensar que estoy en el podio final, que no es sencillo», explicaba el mejor leonés de una carrera que sigue sin encontrar un sucesor para Fernando Ferrero, ganador en la primera edición de 1990, como vencedor leonés de la ronda provincial que desde entonces impulsa la Diputación Provincial de León, que garantizaba el futuro de la carrera por boca de su presidente, Juan Martínez Majo. «Estamos muy contentos. Todo ha salido perfecto. Un recorrido que ha gustado a todo el mundo y emoción hasta el final. No se puede pedir más. Una de las misiones de esta carrera es dar a conocer la riqueza de esta provincia y lo seguiremos haciendo en el futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos