Cuarta etapa

Wellens gana la primera etapa del Giro en Italia, con problemas para Froome

Tim Wellens celebra la victoria de etapa. /AFP
Tim Wellens celebra la victoria de etapa. / AFP

«No estaba bien colocado al final», lamentó el corredor británico, «contento de haber terminado sin daños»

COLPISA/AFP

El belga Tim Wellens (Lotto) se impuso este martes en Caltagirone, en la cuarta etapa del Giro, la primera disputada en territorio italiano, en la que el británico Chris Froome perdió 23 segundos. La etapa, con salida en Catania y 198 kilómetros de recorrido, acababa en las calles de Caltagirone, una ciudad ubicada en lo alto de una colina siciliana y en ese duro final Froome volvió a ceder tiempo, después de haberlo hecho en el prólogo del viernes en Jerusalén debido a una caída mientras se entrenaba.

El final en cuesta provocó cortes en el pelotón, aunque el australiano Rohan Dennis (BMC) conservó la maglia rosa de líder. El británico Simon Yates, el primer clasificado entre los grandes aspirantes al podio final en Roma, acabó cuarto y arañó unos segundos con respecto a alguno de sus rivales en esa lucha por la victoria final.

Froome, cuádruple ganador del Tour de Francia y que trata de pasar a la historia sumando consecutivamente Tour-Vuelta-Giro, se encuentra ahora a 55 segundos de Dennis y a 54 del holandés Tom Dumoulin, ganador de la carrera el año pasado. «La etapa era muy dura, muy nerviosa, en carreteras malas. Era un poco peligroso, Estoy contento de haber terminado sin daños», explicó Froome tratando de poner buena cara. El británico explicó su retraso en meta: «No estaba bien colocado».

Más información

«Cada día me encuentro mejor», añadió el líder del Sky antes de dos jornadas que deben comenzar a definir la clasificación general individual. Primero este miércoles, con final en Santa Ninfa con un repecho poco antes de la meta y, sobre todo, el jueves con final en el Etna, en la primera etapa con final en alto.

Además de Froome, otro de los favoritos, el italiano Fabio Aru, perdió una decena de segundos con respecto al vencedor de la etapa. Al contrario que Froome, Wellens demostró en las calles de Caltagirone que es un especialista consumado en finales explosivos. Superó en el 'sprint' al canadiense Michael Woods, segundo en la pasada Lieja-Bastoña-Lieja, y al italiano Enrico Battaglin.

Defensor de un ciclismo limpio

«Era una llegada favorable para mí, pero no fue fácil», declaró el belga de 26 años, uno de los corredores más activos en las últimas clásicas: ganador de la Flecha Brabanzona, sexto en la Amstel Gold Race y séptimo en la Flecha Valona.

Wellens se llevó su segunda victoria de etapa en un Giro, dos años después de la primera, que se suman a un palmarés que comienza a tener triunfos de prestigio, tanto en clásicas de un día (como el Gran Premio de Montreal de 2015) como en vueltas por etapas de una semana (Eneco Tour o Vuelta a Polonia).

El belga no sólo destaca por sus triunfos, sino por ser uno de los ciclistas más críticos contra el polémico uso de medicamentos encubierto por las Autorizaciones para Uso Terapéutico (AUT), susceptible de ser utilizadas para otros fines.

En el pasado, Wellens rechazó hacer uso de las AUT para tomar corticoides pese a que ello podía restarle brillantez. «Estoy en contra de los inhaladores. No tengo ganas de aumentar mi capacidad respiratoria de esta manera», declaró hace unos meses a la televisión belga tras conocerse que Froome había dado un valor «anormal» en un control antidopaje en la pasada Vuelta a España.

Contenido Patrocinado

Fotos