Leonoticias

De categorías diferentes

Uno de los partidos del Cleba en el Palacio.
Uno de los partidos del Cleba en el Palacio.
  • El Rocasa canario no da opciones al Esencia 27 Cleba, que al descanso ya caía por 13 goles, y consiguió mejorar en el segundo tiempo

Lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible que sea. Esas son las sensaciones que se desprender de una nueva derrota del Esencia 27 Cleba, en esta ocasión ante uno de los mejores equipos de la competición y con mejoría de prestaciones en la segunda parte.

El Rocasa se ha impuesto en el palacio por 24-36 a las chicas de Felipe Verde en un partido que ya no tenía ninguna historia al descanso.

Las canarias lograron abrir brecha en el primer tiempo. A medida que avanzaban los minutos las distancias eran mayores y a los diez minutos las distancias ya se iban hasta el 3-7.

Guiadas por María Lujan y Lisandra, y sujetadas por Silvia Navarro en la portería, el equipo visitante fue dejando el encuentro visto para sentencia y poder dar minutos a las menos habituales en el segundo acto.

En el minuto 18, el marcador reflejaba un salvable 7-12 pero a partir de ahí el rodillo canario pasó por encima del 40 por 20 leonés para, con un parcial de 2-10, llegar al descanso con un abultado 9-22, máxima renta de todo el primer acto.

Bandera blanca en la segunda parte

Quiso maquillar el tanteador el Cleba, y lo logró, en parte por su buen hacer y, en parte, por la peor rendimiento del Rocasa. La diferencia se mantuvo siempre por encima de los diez goles, línea roja que marcaban las visitantes para no complicarse en exceso.

En el ecuador del segundo tiempo el marcador reflejaba un claro 15-27. Las distancias eran estables y los minutos pasaban con alternativas de goles para ambos equipos.

El resultado final de 24-36 sirve al Cleba para cambiar el chip de cara a las próximas jornadas y tratar de recuperar, o empezar a encontrar, las mejores sensaciones que les lleven a sumar puntos y engancharse a una salvación que poco a poco se va complicando.