Leonoticias

De heroínas... a villanas

Nuevo partido desastroso del Cleba.
Nuevo partido desastroso del Cleba.
  • El Esencia 27 Cleba León vuelve a estrellarse y caer con sonrojo (16-34) ante un Atlético Guardés que se divierte en el Palacio Municipal de Deportes

La Marvel ha contado historias de superhéroes que han hecho lo imposible realidad. Pero en esta ocasión ni el martillo de Thor, la fuerza de la Masa y los vuelos de Superman juntos lo han podido evitar.

La historia se repite una y otra vez. Los rivales aprovechan los minutos de desconexión en la primera parte para solventar la papeleta y llevarse el triunfo. El Esencia 27 Cleba ha vuelto a caer (16-34) en un partido de la Superliga Femenina y sigue sin saber lo que es ganar.

En esta ocasión el rival era uno de los gallitos, el Atlético Guardés, que endosó un parcial de 1-8 a las leonesas para dejar visto para sentencia el partido.

Las jugadoras de Quico Álvarez saltaban al Palacio Municipal de los Deportes de León convencidas de poder dar un susto a las gallegas. La salida fue buena, con una mejora defensiva que dejaba a las gallegas en apenas 5 goles en el ecuador del primer acto.

Yunisleidi, Caño y Méndez llevaron todo el peso ofensivo del equipo en los primeros treinta minutos, algo insuficiente para evitar que el Guardés comenzara a poner la directa hacia la victoria.

Pese a una decente defensa, la falta de acierto en ataque lastraba a las locales, que estuvieron 15 minutos sin anotar goles.

Al descanso, el electrónico ya reflejaba un preocupante 7-13 que complicaba mucho la papeleta del Esencia 27 Cleba.

Horror en la segunda mitad

La segunda mitad fue un querer y no poder para las jugadoras leonesas, que poco a poco se fueron convirtiendo en las villanas de la película. Con un 0-5 de salida, las gallegas ponían punto y final a la comedia, que poco a poco se tornaba tragedia, para llevar la diferencia por encima de la decena de goles, 7-18.

En 10 minutos, el electrónico se disparaba a favor de las visitantes que alcanzaban la mayor renta del partido con un definitivo 9-22 que dejaba sin opciones a las chicas de Quico Álvarez, con aún muchos minutos por jugar.

La distancia seguía creciendo en un partido que por momentos resultaba bochornoso para las locales. La máxima diferencia se alcanzaba en el minuto 25, cuando las gallegas se iban 13-32 en el marcador ante un Cleba que pedía la bocina.

Finalmente, resultado estrepitoso, uno más, para las leonesas que cayeron 16-34 y vuelven a evidenciar un sinfín de necesidades si quieren tener opciones de mantenerse en la élite del balonmano femenino español.