Leonoticias

Marchas diferentes

fotogalería

El partido celebrado en Huerta del Rey.

  • El Aula Cultural de Valladolid no da opción a un Esencia 27 Cleba muy pasivo que tiene en Palomino a su mejor jugadora

Que la portería sea lo mejor del partido y encajes 37 goles no dice mucho del encuentro disputado por el Esencia 27 Cleba este domingo en Valladolid ante el Aula Cultural.

Una primera parte desastrosa, con falta de ritmo y velocidad en las transiciones condenó a las leonesas, que ya perdían por diez goles en el primer acto. Las pucelanas solo necesitaban robar balones, correr la contra y sacar rápido de centro del campo para plantarse una y otra vez ante Palomino, que trataba de evitar como podía el aluvión de oportunidades.

El equipo de Quico Álvarez ha caído por 37-26 en Huerta del Rey y evidencia una necesaria mejoría para encarar su futuro en la Liga Loterías.

Tres minutos tardaba el Esencia 27 Cleba León en abrir su marcador en Huerta del Rey, y lo hacía Carmen Ocáriz para poner el 3-1.

Poco tardó el Aula Cultural en poner la directa hacia el triunfo, casi lo mismo que las leonesas en olvidarse de defender y correr. Las primeras diferencias, de tres goles en los primeros diez minutos, fueron creciendo hasta el primer tiempo muerto de Quico Álvarez, en el 11, cuando Arderius ponía el 9-5.

La diferencia crece y crece

A partir de este momento la distancia en el marcador no hacía más que crecer de forma exponencial. Las vallisoletanas solo tenían que imprimir velocidad para colocarse una y otra vez delante de Ana Belén Palomino. De hecho, de no ser por la portera cacereña del Cleba el partido podía haber registrado un resultado escandaloso en la primera parte.

En el ecuador del primer acto el Aula Cultural ya doblaba a las visitantes, 12-6, y bien tras pérdidas en ataque o saques de centro vertiginosos de las locales, hacían que Palomino tuviera que intervenir, en colaboración con los palos, para que la sangría no fuera mayor.

En el minuto 26, las pucelanas alcanzaban la decena de goles de ventaja y dejaban el partido sentenciado ante un Esencia 27 que no daba con la tecla. El electrónico de Huerta del Rey reflejaba lo que se estaba viendo sobre el parque, 18-8, y las leonesas sin capacidad de reacción.

Marta Méndez trataba de mantener la honra en el ataque, Raquel Caño estaba completamente desaparecida y Ana Belén Palomino intentaba que la sangría se redujera hasta el 20-12 con el que las jugadoras se iban al descanso.

Nada cambia en la segunda parte

El inicio de la segunda mitad dejó en evidencia que este no era el partido del Cleba. Uno de sus baluartes en defensa, Carmen Sánchez, veía la tarjeta roja directa por una dura acción sobre Cristina Cifuentes y se retiraba a los vestuarios en el minuto 36.

El Aula Cultural volvía a los diez goles de ventaja al paso por el minuto 42, para alejar el más mínimo atisbo de esperanza en las jugadoras leonesas que, pese a haber cortado la hemorragia de las contras de las vallisoletanas, seguían sin acercarse en el marcador.

Otra muestra de que el Esencia 27 no tenía el día era Raquel Caño, la máxima goleadora de la Liga Loterías no consiguió su primer y único gol hasta el minuto 47, con el partido ya decidido.

El técnico pucelano aprovechaba la diferencia para hacer rotaciones en su equipo y dar oportunidad a las menos habituales que mantenían la renta a la perfección e incluso la ampliaban hasta el 33-20 al alcanzar el minuto 53. Quico Álvarez, por su parte, introducía en cancha a las internacionales en busca de ganar minutos y acoplamiento en el equipo

Finalmente, victoria por 37-26 del Aula Cultural ante el Cleba León que refleja la diferencia existente en el parque de Huerta del Rey. Mucho que mejorar tienen las leonesas, especialmente en las transiciones y aumentando la velocidad y la precisión en el movimiento del balón. De lo contrario, estarán condenadas a sufrir, y mucho, por salvar la categoría.