Leonoticias

Los 14 goles de Caño no bastaron para ganar.
Los 14 goles de Caño no bastaron para ganar. / 7foto7

DIVISIÓN DE HONOR

Las inferioridades sentencian al Cleba

  • El Base Villaverde debuta en División de Honor venciendo a las leonesas en un partido que se decidió en una doble exclusión para las locales a menos de diez minutos para el final

Los detalles son fundamentales en un debut. Y en esta ocasión no han sido favorables al Esencia 27 Cleba. El conjunto leonés ha caído 25-28 ante el BM Base Villaverde madrileño en el debut de este equipo en la categoría, que supo aprovechar las inferioridades del Cleba y, en especial, una doble exclusión a menos de diez minutos para el final.

Una victoria era el mejor regalo posible para el Esencia 27 Cleba en el día de su cumpleaños. Y por ello luchó desde el inicio, pero enfrente se encontró a un novato con ganas de guerra. El BM Base Villaverde, que ha debutado en División de Honor enfrentándose a las leonesas, salió con la ilusión y las ganas del estreno, lo que les permitió superar los nervios de esta situación.

La igualdad fue la tónica dominante durante casi toda la primera mitad. Ninguno de los dos equipos logró más de un gol de ventaja ya que, entre otras cosas, trataban de basar su juego en defender y correr, pero este primer aspecto no estaba funcionando demasiado bien, algo lógico teniendo en cuenta que es el primer partido del año.

Las de Quico Álvarez tuvieron sus mejores minutos de la primera mitad sobre el minuto 15, pero no los aprovecharon para tomar una buena renta en el marcador y solo consiguieron un colchón de un gol. En los instantes finales del primer periodo, las madrileñas vivieron sus buenos minutos. Y los aprovecharon, teniendo oportunidades de colocarse incluso con tres goles de ventaja, llegando al descanso con el 12-14 favorable al Villaverde.

Tras el paso por vestuarios, Quico Álvarez logra ajustar la defensa del Cleba y las leonesas dieron la vuelta al marcador en los cuatro primeros minutos de segunda parte. Llegaron a ponerse tres goles por delante pero, fruto de la relajación o de la marcha más que puso el Villaverde, el partido volvió a igualarse.

Las leonesas, en otro arranque de garra, volvieron a colocarse por delante, pero una doble exclusión fue su sentencia. Las madrileñas aprovecharon esta circunstancia para colocar dos goles de distancia entre ambos equipos y la balanza acabó decantándose de lado visitante, equipo que solo sufrió una exclusión por las seis de las locales en el detalle que, quizá, acabó decidiendo el partido.