Semana de aniversarios en el Patatas Hijolusa

Natalia López y Iria Varela./
Natalia López y Iria Varela.

Natalia López alcanzará en Barcelona los 200 partidos en Liga Femenina 2 e Iria Varela será ‘centenaria’

LEONOTICIAS

Este fin de semana es de descanso en Liga Femenina 2, pero el Patatas Hijolusa aprovecha para afinar su puesta a punto de cara a la fase de ascenso que está ya a la vuelta de apenas un mes. Una semana sin partidos antes del viaje a Barcelona para enfrentarse al Barça, un partido que será especial para dos jugadoras del equipo leonés, Natalia López e Iria Varela, que celebrarán ese día un aniversario ‘redondo’ ya que será el centenario en Liga Femenina 2 de Iria Varela y el bicentenario de Natalia López.

Las dos festejaron por adelantado en el Horno San Guillermo, una de las empresas que colaboran con el Aros, ese hito que les llega a las dos siendo todavía muy jóvenes, con 24 y 21 años respectivamente, aunque las dos empezaron muy jóvenes, estrenándose en el primer equipo del Aros –en el caso de Natalia López- y del Celta –Iria Varela-, siendo pronto jugadoras importantes en sus equipos.

Natalia López, un producto de la 'casa'

Natalia López jugó su primer partido con el Aros con 16 años recién cumplidos. Fue el 3 de octubre de 2009 en la cancha de un Zamora que era el gran candidato al ascenso y aquel día Natalia no acusó los nervios del debut. Nada menos que 20 puntos hizo en los 25 minutos que estuvo sobre la cancha.

Eran otros tiempos en el club leonés, uno de los modestos del grupo que tenía que limitarse a pelear por la permanencia y que aquel día cayó con un contundente 124-78. Aquella misma temporada Natalia López iba a conseguir, incluso, ser la MVP de la categoría de una de las jornadas. «Recuerdo aquel partido. Era en Zamora y nos pasaron por encima. Eran otros tiempos», apunta la alero leonesa del Patatas Hijolusa.

Iria Varela, una de las perlas del Celta

El estreno de Iria Varela fue con victoria. Era una de las júniors que completaban los entrenamientos del Celta que dirigía el leonés Carlos Colinas que fue quien le dio la alternativa el 20 de octubre de 2012. Era la primera jornada de la temporada y las viguesas se impusieron con claridad al Ponce Universidad de Valladolid.

«Salí con el partido decidido, pero tengo muy buen recuerdo de aquel día», afirma la escolta gallega que anotó contra las pucelanas sus primeros dos puntos en Liga Femenina 2, en los 14 minutos largos que jugó en un partido en el que también estuvo sobre la cancha su compañera en el Patatas Hijolusa, Marta Canella.

Momentos inolvidables... y los que quedan

Desde aquel día ya lejano de su debut ya han pasado muchas batallas que las dos recuerdan con cariño. En sus 200 partidos Natalia López recuerda especialmente «de los que he jugado con el Aros, aquel MVP, el debut y un partido que no recuerdo contra quién fue que ganamos con canasta de Laura sobre la bocina o el triunfo frente al Leganés en la fase de ascenso de Lugo, aunque de estos 200 partidos tengo que quedarme con un recuerdo con otra camiseta, la del Movistar Estudiantes el día que ascendimos en el Palacio de León».

Iria Varela también tiene sus momentos inolvidables en los 99 partidos que ha jugado en Liga Femenina 2. «Con la camiseta del patatas Hijolusa, curiosamente, mi mejor partido fue contra el celta y de los que jugué con el Celta me quedaría con un partido contra el Durán Ensino que fue la primera vez que me sentí parte ‘importante’ del equipo, entrando en una rotación cuando el partido aún no estaba decidido», aunque para la jugadora gallega el mejor momento está segura que aún tiene que llegar y sueña que sea el ascenso con el conjunto de Moses. «Va a ser complicado, pero creo que tendremos nuestras opciones en la fase de ascenso. Somos muchas jugadoras con capacidad para anotar y jugar en muchas posiciones y eso nos hace un equipo complicado de defender».

Un sueño del ascenso que Natalia López quiere repetir este año con la camiseta del club en el que se formó. «No somos favoritas y eso puede jugar a nuestro favor. En el otro grupo hay muchos equipos que se han construido para ascender y en el nuestro el Ensino también ha hecho una plantilla muy fuerte. Ellas tendrán la obligación de ascender y esa posibilidad de jugar sin presión puede ser nuestra mayor baza», remata la jugadora leonesa del Patatas Hijolusa.

Contenido Patrocinado

Fotos