NBA

Los Warriors acentúan la crisis perdedora de los diezmados Spurs

Pau Gasol lucha por un rebote. /Efe
Pau Gasol lucha por un rebote. / Efe

Pau Gasol logró 11 puntos y seis rebotes -todos defensivos- en la derrota de su equipo (92-112)

EFEHouston (EE UU)

El escolta titular Klay Thompson reivindicó su condición de encestador y con 27 puntos lideró el ataque balanceado de los Warriors de Golden State que se impusieron a domicilio por 92-112 a los diezmados Spurs de San Antonio en duelo revancha de las pasadas finales de la Conferencia Oeste.

Junto a Thompson, que anotó cinco triples de ocho intentos, el alero Kevin Durant también tuvo protagonismo positivo al aportar 24 tantos, con ocho rebotes defensivos y repartió cinco asistencias, en lo que fue la segunda victoria consecutiva.

Los Spurs, sin Kawhi Leonard y el base francés Tony Parker, volvieron a ser un equipo mediocre y sin consistencia, a pesar que el ala-pívot LaMarcus Aldridge volvió a ser su mejor jugador al aportar 24 puntos y 10 rebotes.

El alero Kyle Anderson que salió de titular en el puesto de Leonard, que sigue sin conocerse cuando podrá regresar con el equipo tras sufrir una lesión en el cuádriceps derecho, consiguió 16 puntos.

Mientras que el pívot español Pau Gasol siguió de titular, pero lo hizo como número cinco (pívot), y logró 11 tantos y seis rebotes -todos defensivos- en los 26 minutos que vio acción. Gasol anotó 5 de 8 tiros de campo, incluido un triple de dos intentos, y no fue a la línea de personal, dio dos asistencia, y perdió un balón.

Stephen Curry con 21 puntos, ocho rebotes, cuatro asistencias y tres recuperaciones de balón se encargó de dirigir el ataque de los Warriros, que no tuvieron su mejor juego en la primera parte, pero en la segunda surgieron con la inspiración encestadora de su "trío" y la historia cambió por completo para los actuales campeones de la NBA.

Mientras que los Spurs, que perdieron el cuarto partido consecutivo, algo que no les sucedía en muchos años bajo la dirección del entrenador Gregg Popovich, que volvió a dar el peor ejemplo en las protestas a los árbitros, que al final le costaron la expulsión a falta de 4:47 minutos para el final del tiempo reglamentario.

Los Warriors han anotado al menos 10 triples en cada uno de los partidos que se llevan disputados en la nueva temporada y consiguieron 14 de 28 intentos frente a los Spurs.

Mientras que Thompson lleva 63 partidos consecutivos con al menos un triple, la mayor racha actual en la NBA, y Durant ha conseguido 20 o más puntos en al menos nueve de los 10 encuentros que han disputado desde que se inició la temporada del 2017-18.

Fotos