NBA

Los Jazz se meten en playoffs, los primeros para Ricky Rubio

Ricky Rubio, en el Staples Center. /Efe
Ricky Rubio, en el Staples Center. / Efe

El base español aportó 9 puntos, 3 rebotes, 2 robos y 2 asistencias en 18 minutos

EFELos Ángeles (EEUU)

Los Utah Jazz, en su quinta victoria consecutiva, tumbaron sin mayores complicaciones a Los Angeles Lakers (97-112) para asegurarse su participación en los playoffs, los primeros en la carrera del base español Ricky Rubio tras siete temporadas en la NBA.

Utah, en un magnífico estado de forma, se ha impuesto en 28 de sus últimos 33 partidos gracias, sobre todo, a su defensa, que encaja 95,8 puntos por encuentro desde el parón del Partido de las Estrellas.

El mejor del equipo fue el novato Donovan Mitchell con 28 tantos, 9 rebotes y 8 asistencias. Rubio aportó 9 puntos, 3 rebotes, 2 robos y 2 asistencias en 18 minutos.

Ricky: «Es un sueño hecho realidad»

Tras siete temporadas en la NBA, el base Ricky Rubio disputará finalmente unos playoffs y lo hará con los Utah Jazz, el equipo al que llegó el pasado verano tras ser traspasado por los Minnesota Timberwolves: «Es un sueño hecho realidad», dijo el español a Efe.

«Sabe muy bien porque los playoffs es lo que más miras», reconoció el internacional español. «Cada abril irse a casa sin poder jugar los últimos 6 años era duro, pero por fin puedo decir que voy a jugar unos playoffs y con muchas ganas», declaró. «Ahora es cuando los partidos importan de verdad y por primera vez lo voy a vivir en la NBA. Es un sueño hecho realidad», añadió.

De entre todas las felicitaciones que le dio tiempo a leer en el vestuario antes de atender a la prensa, Rubio destacó el mensaje que recibió de su padre. «Hemos vivido muchísimo. Sabemos que hay alguien ahí arriba ayudándonos y es para ella», dijo en alusión a su madre, Tona, fallecida en mayo de 2016.

Por los Lakers, sin Lonzo Ball, Brandon Ingram ni Kyle Kuzma por lesión, destacó el trabajo de Josh Hart, con 25 puntos.

Los Jazz salieron envalentonados de la mano de Mitchell y Joe Ingles (0-7, 4-19) con una gran circulación de balón y muchísima intensidad defensiva, la misma agresividad que emplearon Julius Randle y Hart para echarse su equipo a los hombros y comenzar la reacción con un parcial de 10-0.

Los angelinos mejoraron ostensiblemente con la incorporación de Tyler Ennis como base en lugar de Alex Caruso y la segunda unidad californiana, con Ivica Zubac y Travis Wear ofreciendo buenos minutos, dejó en dos puntos la renta de los Jazz (30-32) a mediados del segundo cuarto.

Los de Quin Snyder veían empeorar las cosas cuando Rudy Gobert cometía su tercera personal poco después, pero los triples de Jae Crowder y la aportación de Dante Exum permitían de nuevo al equipo respirar con tranquilidad (33-45) a pesar de su desorden en ataque (12 pérdidas de balón al descanso).

Los Lakers, a pesar de su bajo porcentaje de tiro, se resistían a hincar la rodilla (52-55) frente a la explosividad de Mitchell, la clarividencia de Rubio y el acierto de Ingles. Sin embargo, no pudieron evitar colocarse de nuevo 12 abajo (60-72).

Utah dominaba el partido con claridad y terminó de derribar el muro californiano a base de persistencia y sin necesidad de forzar a Rubio, que llegaba al duelo con molestias en el muslo izquierdo.

El margen llegó a ser de 22 puntos en el último cuarto (76-98) y se mantuvo en cifras similares hasta el final.

Willy, 14 puntos y 8 rebotes

El ala-pívot lituano Domantas Sabonis, como reserva, anotó 30 puntos, su mejor marca de profesional, y lideró a los Pacers de Indiana al triunfo de visitantes por 117-123 ante los Hornets de Charlotte. El hijo de Arvydas Sabonis, que jugó 38 minutos, anotó 13 de 21 tiros de campo, y 4-4 desde la línea de personal, además de capturar ocho rebotes, repartir tres asistencias y recuperar tres balones.

Mientras que el pívot español Willy Hernangómez, que jugó 24 minutos como reserva de los Hornets, estuvo también cerca de lograr un doble-doble al aportar 14 puntos y ocho rebotes. El mayor de los hermanos Hernangómez anotó 4 de 5 tiros de campo, y estuvo perfecto 6-6 desde la línea de personal.

Hernangómez, que fue el tercer máximo encestador del equipo en una lista de siete jugadores que tuvieron números de dos dígitos, capturó seis rebotes defensivos, repartió dos asistencias, perdió un balón y le señalaron dos faltas personales.

Contenido Patrocinado

Fotos