Mann-Filter impone su físico ante el CB Bembibre

Mann-Filter impone su físico ante el CB Bembibre

Embutidos Pajariel Bembibre sufrió su cuarta derrota consecutiva por 59-87 ante un Mann-Filter Zaragoza que basó su triunfo en su gran acierto y la mayor frescura

N. DE LA MATA

No consiguió Embutidos Pajariel Bembibre acabar con su mala racha de resultados y sumó su cuarta derrota consecutiva ante un Mann-Filter Zaragoza ya clasificado para los playoffs por el título. Por 59-87 venció el cuadro aragonés, que estuvo muy acertado tras el descanso y basó en su frescura física y su dominio del rebote (25-41) su triunfo ante un equipo berciano que compitió y dio la cara mientras pudo contener el ataque del conjunto rival y se mantuvo físicamente en el encuentro.

59 CB Bembibre

Brittany Brown (21), Jovana Pašić (7), Saicha Grant-Allen (8), Aleksandra Stanaćev (3), Elin Gustavsson (2) -cinco inicial-; Ellen Åström (-), Laura Aliaga (-), Bineta Ndoye (6), Alba González (-) y Kristina Raković (12).

87 Mann-Filter Zaragoza

Gaby Ocete (6), Tamara Abalde (12), Paola Ferrari (33), Lucila Pascua (2), Shacobia Barbee (20) –cinco inicial-; Irene Lahuerta (4), Carolina Esparcia (-), Vega Gimeno (10) y Zoe Hernández (-).

PARCIALES
26-21, 37-42, 47-66, 59-87
ÁRBITROS
Germán Francisco Morales Ruiz y José Javier Marqueta Gracia.

Sin duda, el resultado final no hizo justicia con los esfuerzos de una escuadra rojilla que llevó la iniciativa en el luminoso durante muchos minutos en la primera mitad y plantó oposición en los primeros instantes de la reanudación. Así lo reconoció el técnico visitante, Víctor Lapeña, en la rueda de prensa, donde alabó, asimismo, el gran trabajo y el esfuerzo de la entidad bembibrense para mantener al equipo en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional. Chapó para el preparador aragonés, que reconoció así que esta derrota no resta una pizca de mérito a la campaña de la escuadra bembibrense.

Como en los dos encuentros disputados en la última semana, el cuadro berciano compitió y causó una magnífica impresión durante tres cuartos, pero pareció venirse abajo físicamente en el tramo final. El cansancio hizo mella en las jugadoras, que no pudieron mantener la velocidad de juego que suelen imprimir. Una de sus principales exponentes, Brittany Brown, que estuvo cerca de firmar un ‘doble-doble’ (21 puntos y 9 rebotes), fue una de las que más acusó el ritmo de la competición en una fase muy exigente de la temporada. Fue la principal referencia ofensiva después de sumar 11 tantos en el primer cuarto y 8 en el último. Su inicio fue muy ilusionante, pero no pudo mantener el ritmo anotador elevado de un equipo que sólo pudo ir al tiro libre en el primer periodo. Un partido singular en el que no hubo visitas al 4,60 en una segunda mitad en la que el cuadro berciano no mantuvo el ritmo que logró imponer en el tramo inicial.

Las bercianas aguantan hasta el descanso

Saltó, de hecho, el conjunto berciano dispuesto a mejorar su puesta en escena del último choque. Sendos triples de Jovana Pašić y Brown otorgaron la primera renta local, aunque el cuadro berciano se vio condicionado por las faltas de Elin Gustavsson desde el inicio. Una antideportiva señalada a Kristina Raković ayudó a que el partido se igualara pronto, y una segunda, señalada en este caso a Pašić, dio la primera ventaja (17-18) a las mañas, aunque contestó Raković con un 2+1. El equipo berciano estuvo muy acertado en estos minutos, sobre todo Brown, que dio un colchón importante (22-18) para el tramo final del primer acto, que concluyó con el resultado 26-21 después de dos tiros libres de la escolta estadounidense.

Reaccionaron las de Víctor Lapeña al inicio del segundo acto con un parcial de 0-7 sellado con un triple de Paola Ferrari que devolvió la ventaja a las visitantes (26-28). El posterior intercambio de aciertos y errores mantuvo esta exigua renta de las aragonesas durante unos minutos, aunque creció tras una penetración finalizada por Irene Lahuerta.

Tras un tiempo muerto de Fran García, Raković, que acabó con 12 puntos, acertó desde el 6,75 y una asistencia de la ala-pívot a su compatriota Pašić devolvió la iniciativa a las bercianas. Creció su ventaja hasta el 35-32 tras un rebote ofensivo de la interior montenegrina, que volvió a anotar, aunque respondió entonces el cuadro maño con cinco puntos consecutivos.

Antes, eso sí, el público reclamó una clara falta antideportiva sobre Brown, anunciando una permisividad con las jugadoras visitantes que irritó a la grada tras convertir, a su juicio, una falta sobre Bineta Ndoye en una personal de la senegalesa. Una canasta de Tamara Abalde casi sobre la bocina puso el 37-42 con el que se llegó al intermedio.

El cansancio pasa factura

Volvió el cuadro berciano de los vestuarios con más ritmo y logró apretar el marcador tras dos canastas sin respuesta del rival (41-42). Consiguió correr el equipo bembibrense y se sintió más cómodo, aunque el partido se tuvo que parar cuando Lucila Pascua recibió un golpe fortuito en la cara en una acción defensiva de las bercianas. Apareció Ferrari y calmó la reacción local, viéndose Fran García obligado a parar el choque tras una canasta de Shacobia Barbee, que acabó con un ‘doble-doble’ de 20 puntos y 12 rebotes.

La renta visitante, no obstante, llegó al doble dígito tras una canasta de la propia Barbee y las mañas consiguieron un parcial de 0-10 que puso el partido franco para las de Lapeña. Varias pérdidas y el evidente cansancio provocaron que el duelo empezara a quebrarse antes del último cuarto, al que se llegó con el resultado 47-66.

El último asalto comenzó confirmando las buenas sensaciones de Ferrari y Barbee, protagonistas en un parcial de 0-11 que cerró la paraguaya desde el perímetro. Fran García pidió tiempo muerto entonces al ver que su equipo estaba siendo superado físicamente, sobre todo en el rebote. Las visitantes disponían de varias opciones de tiro, elevando su renta por encima de la veintena y afrontando el final del partido con tranquilidad.

El acierto en estos minutos de las aragonesas fue muy elevado, sobre todo por parte de Ferrari, que acabó con 33 puntos (7 de 9 en triples). Las bembibrenses, por su parte, solamente pudieron responder con Brown. Esa réplica apenas tuvo incidencia, ya que el partido concluyó con un contundente 59-87 para las zaragozanas.

Contenido Patrocinado

Fotos