LEB Plata

La heroicidad no fue posible

Un lance del partido./Alfredo Aguilar
Un lance del partido. / Alfredo Aguilar

El Agustinos no es capaz de superar al líder, Covirán Granada, al que aguantó los dos primeros cuartos

DANI GONZÁLEZLeón

Con fe y confianza, sabiendo que había poco que perder y un 'pelotazo' por dar. Así afrontó Agustinos su partido de este sábado ante el Covirán Granada en tierras andaluzas, donde impuso su ritmo de juego pero cayó ante los nazaríes por 95-82.

95 Granada

Almazán (14), Corts (4), Bortolussi (19), Martínez (4), Rodríguez (5), Wright (32), Marín (16), Torres, Iriarte (1), De Cobos

82 Agustinos Eras

Carrasco (2), Bouzán (12), Sanz (18), Vázquez (12), Medina (10), De Caso, De La Red, Cachón, Oliva (6), Norris (8), Kavas (11), Smith (3)

PARCIALES
27-22, 48-39, 82-61, 95-82
ÁRBITROS
González Zumajo y López Córdoba

Cierto es que Granada siempre fue por delante. Pero Agustinos no renunció a pelear por la victoria en ningún momento y jamás bajó los brazos. La fórmula que trató de utilizar Jorge Álvarez para conquistar Granada fue imponer que se jugara como le gusta al cuadro leonés, con marcadores altos.

Y así fue durante todo el partido, donde la idea del máximo anotador de la LEB Plata se impuso a la filosofía del conjunto que menos puntos recibe. Tras el primer cuarto, Agustinos estaba en partido, pero estuvo a punto de irse del mismo en el segundo.

Los granadinos tuvieron más de diez puntos de renta en el tramo final, pero los leoneses reaccionaron para, en los últimos compases del periodo, dejar las desventaja en nueve puntos, un factor psicológico a tener en cuenta.

En el tercer cuarto, Granada rompió el choque. Una anotación superlativa de los andaluces, de 34 puntos, fue la lanzadera hacia la victoria de los locales, con 21 puntos de renta antes de iniciar el último periodo.

Aquí sacó Agustinos su casta y su corazón para tratar de protagonizar una heroicidad. Fueron capaces de cortocircuitar el ataque local, si bien es cierto que Granada se había relajado levemente y recortar distancias. Pero no fue suficiente, y el triunfo se quedo en la capital nazarí de forma holgada, con 13 puntos de colchón.

Contenido Patrocinado

Fotos