Una grave lesión ensombrece aún más la derrota del CB Bembibre

Un lance del partido./CBB
Un lance del partido. / CBB

Quinn Dornstauder se lesiona de gravedad en un partido en el que las bercianas aguantaron los dos primeros cuartos a Zaragoza

N. DE LA MATA

El Embutidos Pajariel Bembibre no pudo lograr la quinta victoria de la presente temporada en la Liga Dia. Cayó por 81-70 ante Mann Filter Zaragoza en un duelo más disputado de lo que reflejó el resultado final y que deja a las bercianas con dos triunfos de margen sobre las posiciones de descenso. Las de Fran García se mantuvieron en el partido durante la mayor parte del mismo y compitieron durante muchos minutos, pero al final acusaron su menor rendimiento defensivo en el tercer cuarto. Ese tramo del envite fue aprovechado por las de Víctor Lapeña para adquirir una renta que sería determinante en un duelo, el disputado en el Eduardo Lastrada, con un desenlace desgraciado para la escuadra berciana.

81 Mann-Filter Zaragoza

Gaby Ocete (11), Tamara Abalde (23), Paola Ferrari (12), Lucila Pascua (-), Shacobia Barbee (15) –cinco inicial-; Irene Lahuerta (-), Carolina Esparcia (-) y Taru Tuukkanen (20).

70 CB Bembibre

Brittany Brown (12), Jovana Pasic (2), Quinn Dornstauder (20), Aleksandra Stanaćev (10), Kristina Rakovic (3)

PARCIALES
15-14, 36-36, 61-51, 81-70
ÁRBITROS
Areste Giralt y Lázaro Rodríguez.

Cuando restaban apenas dos minutos para la conclusión del choque, tras un robo de Aleksandra Stanaćev, un intento de finalización en bandeja de Quinn Dornstauder, la MVP del duelo (32), de la jornada y de la competición, acabó con la canadiense lesionada tras recibir un golpe brusco, irresponsable y visiblemente malintencionado de Taru Tuukkanen, que manchó así un buen partido en lo personal (20 puntos). Lo grave de la acción, poco deportiva y que puede ser un lance propio del juego, es la conducta de la finlandesa, con una falta improcedente para la altura del partido y por la situación del marcador (74-61).

Pese a que aún está por determinar el alcance de la lesión, las jugadoras del conjunto del Bierzo Alto ya se echaban las manos a la cabeza impactadas al ver a la pívot canadiense gritando y retorciéndose de dolor sobre la pista, una situación que puede marcar el futuro del club. Recordó en parte a la lesión sufrida la pasada campaña por la exjugadora bembibrense Brianna Banks, lesionada en un hombro en el partido disputado el pasado mes de enero en Zaragoza, cuando una acción desproporcionada con el codo de Lucila Pascua en un bloqueo lesionó a la estadounidense. Así de mal acabó un encuentro muy disputado e intenso, en el que las bercianas ofrecieron buena imagen en líneas generales.

Igualdad en el inicio

Estuvo el duelo muy igualado en los instantes iniciales. La primera ventaja fue berciana tras una canasta de Stanaćev, pero las zaragozanas tomaron pronto la iniciativa. Las de Fran García, no obstante, se pusieron de nuevo en ventaja (7-9) cerca del ecuador del primer cuarto gracias a un nuevo enceste y un triple de su capitana, que anotó 7 tantos en este primer cuarto. La respuesta local llegó por parte de dos de sus nacionales, Gaby Ocete y Tamara Abalde, que pusieron el 15-14 al final de los diez primeros minutos después de que Kristina Rakovic hubiera adelantado a las del Bierzo Alto acertando desde más allá del 6,75.

Volvió la paridad pronto, en concreto, después de que Brittany Brown anotara cuatro tantos consecutivos, los últimos tras un robo y contraataque. Se inició un tramo de encuentro con intercambio de errores y aciertos, de modo que ningún equipo logró distanciarse. El ataque visitante se sostuvo gracias a la aportación de Elin Gustavsson, Laura Aliaga y Brown, sobre todo de la americana, que sumó 10 puntos en este tramo previo al intermedio. Tuukkanen y Ocete fueron las que llevaron el peso anotador de las mañas en la fase previa al descanso, al que se llegó con el marcador igualado (36-36).

Un mal tercer cuarto y un triste final son la condena

Pese a que las bembibrenses tuvieron opciones de ponerse en ventaja, los errores en ataque y el hecho de verse condicionadas por las tres personales de Jovana Pasic permitieron a las mañas adquirir una renta que superaba al intercambio de canastas. Dornstauder, que acabó con 20 puntos, sostuvo en este momento a las bercianas, pero Abalde y Tuukkanen, que sumaron 23 y 20 respectivamente, tuvieron un papel muy importante para que las mañas se distanciaran, más si cabe tras un parcial de 6-0. Después de un tiro libre anotado por Shacobia Barbee la renta zaragozana llegó a las dobles figuras con el mismo resultado (61-51) con el que finalizó el tercer periodo.

La primera canasta del último asalto hizo que se rompiera la barrera psicológica de la decena, obligando a Fran García a pedir un tiempo muerto. Mejoró defensivamente su equipo, aunque sus pupilas estuvieron varios minutos sin anotar. Un 2+1 de Abalde pareció sentenciar el choque, aunque Gustavsson, que acabó con 12 puntos, anotó un triple que dio algo de fe a las bercianas.

Volvió a anotar la interior sueca desde el 6,75 para alargar la vida de las bembibrenses, que se acabó después de que Dornstauder se tuviera que retirar lesionada al recibir una falta con extrema dureza de Tuukkanen y que no fue castigada con antideportiva. Sin duda, las aragonesas trabajaron para aprovecharlo, distanciarse más y acabar con una diferencia confortable (81-70) después de que Barbee certificase su destacable actuación. Nada importaba ya después del lamentable suceso.

Contenido Patrocinado

Fotos