Selección española

Felipe Reyes también se retira de la selección

Felipe Reyes recibe, junto a Mumbrú y Navarro, una placa conmemorativa por sus 20 años en la ACB. / Foto: Efe | Vídeo: EP

«Quiero disfrutar de mi familia y tengo que parar por mi bien y el de mi equipo», reconoce el pívot de 37 años, el tercer jugador que más veces ha defendido la camiseta de España

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Por sorpresa, al término de la gala de presentación de la Liga Endesa 2017-2018 y, decidido a desvelar ya su decisión cansado de que le preguntasen sobre su futuro y de guardar públicamente el secreto, Felipe Reyes anunció este lunes su retirada definitiva de la selección española. Felipe Reyes abandona la selección a los 37 años, como el tercer jugador que más veces ha defendido al equipo nacional (236 internacionalidades), tras Juan Carlos Navarro (253) y Epi (239), y después de haber renunciado a disputar el reciente Eurobasket por la necesidad de descansar.

«Quiero disfrutar de mi familia y llega un momento en que uno tiene que parar, por el bien mío y de mi equipo, porque ahora mismo tengo que pensar también en el Real Madrid», confesó el pívot cordobés. «¿Qué voy a hacer? Andar mintiendo... ¿Decir que no sé qué voy a hacer? Pues ya prefiero ser claro y decirlo», se justificó Felipe Reyes ante la prensa, perpleja por el momento y el sitio elegidos por el jugador madridista para anunciar la noticia. Antes del verano Felipe Reyes renovó con el club blanco por dos temporadas más, hasta 2019, y comunicó entonces al presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa, que además de que no participaría en el Eurobasket de Rumanía y Turquía, tampoco volvería a vestir nunca más la camiseta de España, después de 16 años con la selección absoluta, con la que ha conquistado diez medallas, la última, el bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016. «Ha llegado el momento de decir adiós a ‘La Familia’ en la pista, que no en el corazón», escribió el capitán del Real Madrid en las redes sociales tras hacer pública inesperadamente su despedida.

Reyes se convierte pues en el tercer jugador de la gloriosa generación de los 80 que deja la selección, tras José Manuel Calderón, que abandonó tras los Juegos del pasado año, y de Juan Carlos Navarro, cuyo último partido con España fue el 17 de septiembre, en la lucha por la medalla de bronce contra Rusia en Estambul. Pau Gasol se queda por tanto ya como último representante de la mejor camada que ha dado el baloncesto español y que, entre otros títulos, se proclamó campeona del mundo en Japón 2006. «Yo ya lo decidí la temporada pasada y se lo comuniqué a quienes se lo tenía que comunicar. Son muchos años jugando cada verano con la selección, pasándolo bien, disfrutando y consiguiendo muchos éxitos», reconoció el capitán madridista, que precisamente este lunes fue premiado, al igual que Navarro y Álex Mumbrú, por sus 20 temporadas en la ACB. «Me siento como al principio, como cuando empezaba», aseguró Reyes, que el pasado mes de febrero fue padre por segunda vez, durante la disputa de la Copa del Rey conquistada por el Real Madrid en Vitoria.

«Amigos para siempre»

Con la selección absoluta Reyes ha ganado, aparte del oro mundial, dos platas y un bronce olímpicos y otras seis medallas europeas (tres oros, dos platas y un bronce). «Han sido dieciséis años de experiencias inolvidables con amigos para siempre. Porque ese, precisamente, ha sido el éxito de nuestra selección española: un grupo de amigos que se respetan y pelean por un objetivo; que se ríen en las concentraciones y se dejan la piel en cada entrenamiento, cada partido», destacó el veterano pívot a través de un comunicado en el que mostró «eterno agradecimiento», además de a su familia, a compañeros y técnicos del equipo nacional, a la FEB, a aficionados y periodistas, y también al Real Madrid y el Estudiantes. «Los clubes que por su competitividad y exigencia me han llevado a la selección», subrayó quien tiene garantizada su continuidad en el equipo blanco hasta los 39 años y afirma encontrarse «con muchas ganas y mucha ilusión» para afrontar la nueva temporada.

«Me siento como al principio, como cuando empezaba, con ganas de comenzar bien y hacer una buena campaña», aseguró el cordobés, que lamentó que el Madrid, con un calendario tan sobrecargado, llegase agotado al final del pasado curso. «Al final, cuando tienes una temporada tan exigente y tan dura, lo que consiguen con tanto partido es que lleguen momentos de bajón, pero nosotros no podemos hacer otra cosa, porque en el Madrid no podemos dosificarnos», comentó resignado, mientras a unos metros suyos, Navarro se refería a las polémicas ventanas impuestas por la FIBA y advertía de que «al estar al límite de físico esos partidos (de selección, sin jugadores de la NBA y seguramente tampoco de la Euroliga) pueden ser peligrosos».

«A mí las ventanas ya no me tocan, pero es un tema delicado y complicado, porque cada vez nos ponen más partidos y espero que el asunto se arregle», deseó Navarro, que no se puede imaginar una Liga Endesa sin Barça, Madrid, Baskonia ni Unicaja, aunque reclama «que en los despachos se arregle todo mejor». «Una Liga sin esos equipos punteros suena muy raro», reconoció ‘La Bomba’. A Navarro no se le pudo preguntar sin embargo por la retirada internacional de Reyes, pero el escolta azulgrana sí volvió a recordar la suya. «Era el momento y fue una despedida muy emotiva. El tema de la selección está muy bien cerrado», declaró orgulloso el eterno jugador del Barcelona.

Fotos