Lo que mal empieza, mal acaba

El Agustinos ataca ante Baskonia./
El Agustinos ataca ante Baskonia.

El Agustinos Eras claudica en una final por la salvación, tras realizar un horrible primer cuarto y cometer demasiados errores no forzados en los instantes decisivos

RUBÉN FARIÑAS

Se cumplió el refranero castellano en una nueva jornada de la LEB Plata. 'Lo que mal empieza, mal acaba' y eso le ocurrió una jornada más al Agustinos Eras.

El conjunto colegial ha caído en su visita al filial de Baskonia, rival directo por la salvación, por 84-80, tras un horrible primer cuarto y la falta de acierto en los momentos finales.

Tardaron en entrar en partido ambos equipos, especialmente Agustinos, ya que Baskonia hacía la primera canasta a los dos minutos, por mediación de Wiliams.

84 Baskonia

López (6), Raieste (15), Mulaomerovic (9), González (7), Ramón, Gluditis (17), Royo, Dimakopoulos (11), Williams (8), Kurucs (11)

80 Agustinos

Smith (16), Carrasco (13), Bouzán (17), Sanz, Vázquez (6), Fernández, De la Red, Cachón, Oliva (4), Norris (8), Kavas (16)

parciales
8-3, 23-8; 34-23, 38-38; descanso; 46-50, 56-60; 69-68, 84-80
incidencias
Partido correspondiente a la jornada vigésimo cuarta de la Liga LEB Plata disputado en el Pabellón de Mendizorroza de Vitoria

Los chicos de Jorge Álvarez estaban muy imprecisos en el tiro. De esta circunstancia se aprovechaba el filial para estirar la renta, 6-1, hasta que Kavas anotaba la primera por el bando leonés.

Dimakopoulos y Williams se valían para ajusticiar a los visitantes y un parcial de 7-0, con triple de Miguel González para cerrar el cuarto, daba una abultada renta a Baskonia, 23-8.

El atascado ataque de los estudiantiles borraba la diferencia del basketaverage –Agustinos había ganado de 15 en León- y ponía en la picota al equipo de Eras.

El segundo cuarto parecía que podía llevar la misma peligrosa dinámica. Los jugadores de Jon Txacartegi lograba la máxima renta, 26-10 y este marcador parecía despertar a León.

Comienza la remontada

Un parcial de 0-8, comandado por Kavas, devolvía el pulso al cuadro visitante, 26-18. El técnico de Baskonia solicitó tiempo muerto pero el vendaval colegial se mantuvo para que Carrasco hiciera el 29-22, en el minuto 14.

Amenazó con volver a la ‘pájara’ inicial Agustinos y eso lo cortó de raíz Jorge Álvarez con un tiempo muerto. Ninguno de los entrenadores parecía contentos con lo que veían y las diferencias se mantenían, 38-31.

El último minuto sirvió como arreón para los leoneses. Carrasco anotó, Kavas lo hizo desde fuera del arco y Bauzán empataba el partido para llegar con unas inesperadas tablas al descanso, 38-38.

Tras el paso por vestuarios, Norris ponía en franquicia a sus compañeros, 38-40, y los nervios se hacían patentes en los jugadores del filial baskonista.

Agustinos amenaza con romper el partido

Imprecisiones constantes y el equipo vitoriano no era capaz de ver el aro leonés. La defensa de Agustinos ahora era presionante, no dejaba jugar a los de casa y mantenía su ventaja, 45-47, en el minuto 24.

Amenazó con aprovechar esta circunstancia el Eras. Dos triples de Bouzan, para colocar el 48-53, encendieron las alarmas en Mendizorroza. Eran los mejores minutos visitantes. La dinámica era muy positiva y si Oliva fallaba un tiro adicional, Kavas cogía el rebote y provocaba otra falta para poner el 48-57 y romper el choque.

El partido era un auténtico correcalles. Por momentos, ambos demostraron el por qué de su mala clasificación en la LEB Plata. Los fallos y los errores no forzados dejaban por delante a los leoneses, 53-59.

El desenlace de cuarto tuvo a Raieste, con un triple, y Oliva, transformando un tiro libre, una conclusión con el marcador reflejando el 56-60 que dejaba todo por decidir.

Todo se decide en el último cuarto

En apenas un minuto, los chicos de Txacartegi empataban de nuevo el encuentro, 60-60, y todo volvía a empezar para afrontar los minutos decisivos.

Gluditis hacía un ‘roto’ a los colegiales. Baskonia daba la vuelta al tanteador y se disparaba, 69-64, obligando a Jorge Álvarez a pedir tiempo muerto, al paso por el minuto 34.

Y fue efectivo el parón. Agustinos logró reaccionar y Norris y Kavas sumaron un 0-6 que devolvía la ventaja a los leoneses, 69-70.

Todo iba encaminado a un final agónico. El triple de Kurucs sobre la bocina acercaba el triunfo al bando local, 75-72, y en los dos últimos minutos se entraba con un apretado 78-76.

Con 80-79, Kavas cogía un rebote defensivo, Norris se despistaba en la zona y perdía el balón. Tampoco acertaba Baskonia y Vázquez, desde la línea de personal, dejaba el empate a 80 con 32 segundos por disputarse.

El ataque fue fructífero para los vascos. López anotó dos tiros libres y dejaba la última posesión en manos leonesas y ventaja alavesa, 82-80. Se precipitó entonces Vázquez, con 10 segundos por jugar, con un tiro impreciso desde el perímetro que no tocó ni aro. Aquí murieron las opciones de Agustinos.

Gluditis anotó dos tiros libres más y mató el partido para que muriera con 84-80. La derrota complica un poco más el futuro leonés, que se mantendrá en puestos de descenso, y permite respirar a Baskonia.

Contenido Patrocinado

Fotos