Eurobasket 2017

Eslovenia, campeona por primera vez

Los jugadores de la selección eslovena celebran el título europeo. / EFE

Con Doncic lesionado y Dragic agotado tras su exhibición, el joven equipo balcánico dio una lección de entrega ante los serbios

AMADOR GÓMEZEstambul

Eslovenia se proclamó este domingo campeona de Europa por primera vez en su historia al derrotar en la final a Serbia, la subcampeona del mundo, que debió ceder ante el talento, la fe y el juego de la selección liderada por el MVP del campeonato, Goran Dragic (35 puntos y siete rebotes para 33 de valoración), que debió sobreponerse a la preocupante lesión de tobillo sufrida por Luka Doncic en el tercer cuarto. Con el niño prodigio del Real Madrid en el banquillo y la otra gran estrella de los eslovenos agotada tras su exhibición y desaparecida en el último cuarto, la joven selección balcánica dio una lección de entrega y juego colectivo para imponerse a un equipo al que no le bastaron con los 22 puntos de Bogdanovic y los 18 de Macvan.

93 ESLOVENIA

Dragic (35), Doncic (8), Blazic (7), Muric (5) y Vidmar (2) -quinteto inicial-. Randolph (11), Nikolic (4), Prepelic (21), Zagorac (-), Dimec (-) y Cancar (-)..

85 SERBIA

Jovic (2), Bogdanovic (22), Lucic (9), Kuzmic (6) y Macvan (18)- quinteto inicial-. Milosavljevic (2), Bircevic (8), Stimac (2), Micic (4), Guduric (6) y Marjanovic (6)

PARCIALES:
20-22, 36-25, 15-20 y 22-18.
ÁRBITROS:
Maranho (Brasil), Sahin (Italia) y Conde (España). Eliminado: Lucic.
INCIDENCIAS:
Final del Eurobasket 2017, disputado en el Sinan Erdem Arena de Estambul. 12.095 espectadores.

La pequeña Eslovenia, un país de apenas dos millones de habitantes que nunca había disputado una final, fue capaz de derribar a la poderosa Serbia y conquistar con todo merecimiento el título continental sin haber perdido un solo partido y avasallando a la anterior campeona en semifinales, para reforzar entonces su condición de más firme aspirante al oro. La selección serbia dirigida por Sasha Djordjevic, que continúa sin ganar una gran competición, se mantuvo viva hasta el último minuto, pero con 86-82 acabó por sepultarla de forma definitiva una técnica a Simac, cuando Eslovenia, dirigida precisamente por un serbio, Igor Kokoskov, ya estaba lanzada hacia lo más alto del podio.

Como era previsible, quien monopolizó el juego y la aportación ofensiva de Eslovenia fue Dragic, pero lo que no entraba en los pronósticos era la torcedura de tobillo que sufrió Doncic (8 puntos, con 0 de 5 en triples, siete rebotes y dos asistencias en 23 minutos), por lo que el equipo balcánico debió recurrir a los jugadores de banquillo para tocar la gloria. Entre ellos destacó, aparte de Anthony Randolph, que no fue titular pero resultó de nuevo decisivo, un enorme Prepelic: 21 puntos y otros tantos de valoración.

Fotos