El CB Bembibre no pudo dar la sorpresa

El CB Bembibre no pudo dar la sorpresa

Las bercianas despidieron la temporada en casa con una derrota ante el todopoderoso Perfumerías Avenida

N. DE LA MATA

Tendrá que esperar, al menos hasta el miércoles (19:30 horas) ante Movistar Estudiantes, la décima victoria en la Liga DIA para un Embutidos Pajariel Bembibre que apenas pudo plantar cara a un Perfumerías Avenida que avasalló en los rebotes (16-44) para asegurar un claro triunfo (59-85) ante las del Bierzo Alto. Con la permanencia asegurada, las bembibrenses, pese a tenerlo todo en contra, se aliaron con su afición para dar un gran espectáculo ante las cámaras de Teledeporte. En un gran tercer acto, lograron comprimir el resultado, aunque la calidad de las salmantinas decantó finalmente el duelo de rivalidad regional. Quedó un buen sabor de boca, no obstante, en una hinchada que despidió con orgullo a unas jugadoras que han peleado hasta la extenuación durante toda la temporada.

59 CB Bembibre

rittany Brown (22), Jovana Pašić (4), Saicha Grant-Allen (7), Aleksandra Stanaćev (-), Elin Gustavsson (8) -cinco inicial-; Ellen Åström (2), Laura Aliaga (2), Bineta Ndoye (-), Alba González (-), Yoli Garzo (-) y Kristina Raković (14).

85 Perfumerías Avenida

Adaora Elonu (14), Kim Mestdagh (3), María Asurmendi (3), Erika de Souza (24), Laura Gil (9) -cinco inicial-; Angelica Robinson (6), Laura Nicholls (8), Silvia Domínguez (3), Alba Pedrosa (2), Chrissy Givens (2) y D’Andra Moss (11).

PARCIALES
12-24, 24-45, 44-61, 59-85
árbitros
Lucas Martínez y Caamaño Muñoz.

Se vivieron momentos emotivos antes y al final del choque. En los prolegómenos, de hecho, se homenajeó a un niño en silla de ruedas llegado de Salamanca que presencia todos los partidos del cuadro charro en su pabellón y a veces, como en esta ocasión, se desplaza con el conjunto azul lejos de la ciudad del Tormes. Cuando sonó la bocina, como sucedió durante todo el encuentro, el Bembibre Arena se transformó en una fiesta. La emoción se apoderó del recinto de la villa del Boeza y la afición despidió como se merece a un equipo que ha competido a gran altura y ha ofrecido momentos, como reconoce toda la gente del baloncesto, para disfrutar.

La hinchada, a buen seguro, quedó con ganas de más, pero también quedó un buen sabor de boca a la espera de poder disfrutar de la que será la séptima campaña del conjunto bembibrense en la máxima categoría del baloncesto femenino español. Antes, eso sí, hay que cerrar el curso dando una buena imagen y tratando de sumar la décima victoria ante un Movistar Estudiantes que intentará dar una nueva alegría a su hinchada en su despedida de la Liga DIA.

Casi resuelto al descanso

En el Bembibre Arena, la afición y el equipo aunaron esfuerzos para que el encuentro ante Avenida fuera una gran despedida a pesar de que la escuadra local apenas tuvo opciones de ganar. Antes del ecuador del primer periodo, de hecho, la ventaja visitante llegó a las dobles figuras (2-13) después de un parcial de 0-9 que obligó a Fran García a pedir tiempo muerto. Mejoró el nivel defensivo momentáneamente, pero no fue suficiente para detener el poder ofensivo de un conjunto perfumero que movió su banquillo para mantener el ritmo de anotación en este tramo inicial. Faltó acierto por las rojillas para reducir la desventaja del 12-23 con el que concluyeron los diez minutos iniciales.

Al comienzo del segundo cuarto volvió a pisar el acelerador el conjunto charro y enlazó siete tantos sin respuesta local. El público, eso sí, se encendió en este tramo del encuentro y reclamó unos pasos de Angelica Robinson en una acción que acabó con un triple de D’Andra Moss. Tardó casi cuatro minutos el equipo bembibrense en ver aro en este segundo acto, hasta que Laura Aliaga rompió la sequía. Tampoco hubo fortuna en varios lanzamientos de las bercianas, repelidos una y otra vez por el aro charro.

El juego interior de las salmantinas, comandado principalmente por Erika de Souza, hizo mucho daño con la ayuda de Adaora Elonu, que anotó 8 de sus 14 puntos en este segundo cuarto. Las charras fueron ampliando la renta hasta la veintena y el partido, que llegó al descanso con una clara diferencia (24-44) para las de Miguel Ángel Ortega, empezó a romperse en un momento en el que las decisiones arbitrales, como viene siendo la tónica habitual en los últimos encuentros, fueron muy protestadas. Alba González volvió a tener minutos en las filas rojillas y fue recibida entre gritos de apoyo de una afición que vivió el partido como una fiesta.

Buen tercer cuarto, insuficiente para remontar

Se reanudó el choque sin casi posibilidades de remontada, aunque las rojillas trataron de agradar en su despedida. Hubo muy buenos minutos de las montenegrinas Jovana Pašić y Kristina Raković, que consiguieron situar la desventaja por debajo de la veintena. La interior balcánica, que acabó con 14 puntos, tuvo un papel muy importante en la reacción y participó en un parcial de 13-0 sellado con un triple de Brittany Brown que puso el 41-52 en el electrónico e ilusionó a la colorida grada del Bembibre Arena.

Brilló con luz propia la escolta estadounidense en la segunda mitad (hizo 19 de sus 22 tantos tras el descanso), sobre todo cuando el conjunto berciano pudo robar balones, jugar en transición y correr como le gusta. Dos canastas de De Souza, sin embargo, relanzaron a las visitantes, que apenas sufrieron para mantener una renta confortable (44-60) antes del último cuarto gracias al dominio en la zona de la pívot brasileña.

Comenzó el último asalto con casi todo sentenciado, aunque las bercianas no bajaron los brazos y trataron de ser competitivas dentro de lo posible. Los buenos minutos de Brown, no obstante, encontraron respuesta en una De Souza (acabó con 24 tantos) que siguió percutiendo una y otra vez cerca del aro bembibrense y anotó 10 puntos en los últimos minutos. Conseguía correr la estadounidense del cuadro local en defensa y ataque para limar la diferencia, aunque faltó algo de consistencia a la hora de cerrar el rebote en las filas bercianas. Al final, con minutos para las canteranas Yoli Garzo y Alba González, el choque concluyó con un contundente 59-85 para las visitantes. La fiesta final del Bembibre Arena pudo ser mayor si la base ponferradina hubiera anotado un triple que fue repelido por el aro entre el disgusto de la afición.

Contenido Patrocinado

Fotos