Leonoticias

Moses da instrucciones a Andrea Alcántara.
Moses da instrucciones a Andrea Alcántara. / Peio

Un día para soñadoras

  • El Aros Patatas Hijolusa tratará de levantarse del mazazo de perder ante Alcobendas y ganar, al menos de 24 puntos, a un Estudiantes invicto en 2017

Es un día para hacer historia, de esos que se recuerden cuando los más jóvenes se hacen mayores. Es un día para tirar de épica, para cumplir esos sueños que parecen casi imposibles. Es un día para soñadoras. Y en el Aros Patatas Hijolusa sobran soñadoras que pensaban que podían acabar líderes, destrozar el récord de victorias consecutivas en Liga Femenina 2 y organizar una fase de ascenso.

Por eso todo es posible en el Palacio de los Deportes de León este sábado a partir de las 17:30 horas en el duelo que medirá al cuadro leonés frente a Movistar Estudiantes. El reto es mayúsculo: ganar de 24 a las estudiantiles para, en caso de triple empate, poder meterse en las semifinales.

Toda esta situación radica en la dura derrota por 25 puntos ante Pacisa Alcobendas. Ahora, las madrileñas, si ganan a Joventut Les Corts, que todavía tienen una bala en la recámara, ganar con una gran renta y esperar a que Aros Patatas Hijolusa pierda, forzaría un triple empate de ganar las leonesas que resolvería el basketaverage.

La cuesta toma más pendiente aún cuando se observan los resultados de Movistar Estudiantes. El cuadro madrileño no ha perdido en todo 2017, lo que pone de manifiesto su fortaleza y el gran momento físico y anímico en el que han llegado a León.

Pero es un día para soñar e ilusionarse. El Aros Patatas Hijolusa es capaz de todo, es capaz de enloquecer el partido y ahí son las reinas. León espera que la locura 'desgobierne' esta fase de ascenso.

Temas