Leonoticias

Remontada épica para sumar la tercera consecutiva

El Agustinos hace una remontada histórica.
El Agustinos hace una remontada histórica.
  • El Agustinos Eras obra una gesta y vence al Alcázar Basket en un partido que los leoneses tenían perdido en el segundo cuarto, cuando caían por 26 puntos

Al Agustinos Eras le va el mambo, no hay otra conclusión que se pueda sacar de su trayectoria. El equipo leonés ha sorprendido a la LEB Plata con una nueva victoria y una estratosférica remontada.

Los estudiantiles caían por 26 puntos en el segundo cuarto y han terminado llevándose el gato al agua por 80–73 con una sensacional segunda parte.

La baja de Staselis hacía que Jareño tuviera menos hombres de los habituales en la rotación, por lo que el partido se podía complicar si éste era muy físico.

La salida fue dura para los leoneses. El atasco monumental en el ataque era respondido en su propio aro con canastas de un Alcázar Basket que venía a León en busca de su primera victoria como visitante.

El técnico madrileño del Agustinos Eras tuvo que pedir su primer tiempo muerto en el minuto 5, con su equipo cayendo 4-11. La reacción no llegó y, a la conclusión del primer cuarto, los estudiantiles caían por 6-17.

Desastre... y 26 abajo

La cosa fue de mal en peor en el segundo acto. Las prisas en el ataque, los tiros precipitados y la falta de intensidad hizo que Agustinos se perdiera en el partido. Un parcial de 5-18 en cuatro minutos disparó en el electrónico a los visitantes hasta el 18-44.

La amplia renta de los manchegos les permitió contemporizar los minutos y la bronca de Ángel González Jareño parecía afectar a sus jugadores, que trataron de tirar de orgullo para acercarse de forma ligera en el marcador, 29-47 al descanso.

En los primeros 20 minutos sólo Libroia ‘libraba’ de la quema de todo el equipo al sumar 12 puntos, el resto se veían superados por la defensa planteada por el Alcázar Basket.

La salida del tercer cuarto hizo levantar las esperanzas a la grada del Palacio Municipal de los Deportes. Medina parecía despertar, y en el minuto 23 Agustinos se colocaba 15 abajo, 38-53.

Reacción leonesa y épica

La lucha de los leoneses les hacía empezar a creer en una remontada histórica. De repente, todos los jugadores locales comenzaron a anotar sus canastas mientras que los manchegos veían como su aro se ‘cerraba’. El arreón de final de cuarto llevó el éxtasis a la grada con un equipo entregado que conseguía un 11-2 de parcial y dejaba el marcador en 55-64 para afrontar los últimos diez minutos.

Mbamalu y Medina con dos triples ponían el Municipal ‘patas arriba’ colocando al Agustinos Eras a tan sólo tres puntos, 63-66, a falta de seis minutos para el final del partido. Y Crook, a tablero, dejaba la diferencia en la mínima expresión, 65-66.

La remontada de los leoneses la culminaba Ndieng con un tiro de dos puntos que daba la vuelta al marcador, 69-68, y el partido en franquicia para los intereses de los hombres de Jareño. Todos sumaban entonces, y Libroia, el que mantuvo a los locales al principio del partido, con un triple mandaba el tanteador hasta el 75-71, con 2:30 por disputarse.

El miedo a culminar una remontada histórica y el pavor de perder un encuentro que tenían ganado se apoderó de ambos equipos. Ambos eran incapaces de puntuar hasta que Will Thomas rompía la sequía para poner el 75-73, con medio minuto por jugar.

El partido se resolvió entonces desde la línea de personal que adjudicaba la victoria final para los leoneses por 80-73 en un partido increíble y en el que los hombres del Agustinos Eras supieron tirar de casta para realizar una remontada épica.